El gobierno de Irak anunció la retirada de las tropas de EE.UU. y otros países. Continuará asesoría, entrenamiento y capacitación

Las autoridades de Irak anunciaron este jueves el fin de las misiones de combate de la coalición internacional.

Mismas que estaban dirigidas contra el grupo terrorista Daesh.

«Hoy hemos terminado la última ronda de diálogo con la coalición internacional, que arrancó el año pasado», se informó por parte del gobierno.

Lo anterior ,«para anunciar oficialmente el fin de las misiones de combate de las fuerzas de la coalición y su retirada de Irak».

Según dijo el asesor de Seguridad Nacional iraquí, Qasem al Arayi.

Sigue

En ese sentido fue que Al Arayi indicó, en Twitter, que la relación con la coalición internacional continuará en los campos de entrenamiento, asesoría y capacitación.

Dirigidas a las fuerzas de seguridad iraquíes, sin dar más detalles al respecto.

Además lo portales señalan que el anuncio se hizo luego que ‘Resolución Inherente’ confirmara que este jueves se celebraría una ronda de conversaciones técnicas.

Y, donde se reconoce que el tema es la transición y un proceso de asesoría, asistencia y capacitación para una alianza fuerte y continuada.

En Estados Unidos

Otro de los aspectos señalados es lo que el primer ministro iraquí, Mustafá Al-Kazemi, dijo en vísperas de su visita a Washington el 25 de julio pasado.

«Iraq y Estados Unidos comenzaron una discusión dentro de un grupo de trabajo sobre Iraq durante el año pasado sobre el fundamento de la relación entre los dos países después de la retirada estadounidense«, señaló.

Derrota

Y es que las autoridades iraquíes anunciaron en diciembre de 2017 la derrota militar de Daesh, si bien el grupo se mantiene activo en diversas partes del país.

Las tensiones entre Iraq y la coalición aumentaron a raíz de la muerte en enero de 2020 del general Qasem Suleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Como se recordará, en un bombardeo ejecutado por Estados Unidos en Bagdad.

Moción

Tras ello, el Parlamento de Irak aprobó una moción exigiendo la retirada de las tropas internacionales.

Además, el Gobierno suspendió temporalmente la coordinación con la coalición, si bien fue retomada varias semanas después para mantener las operaciones contra Daesh.

Desde entonces, la coalición, encabezada por Estados Unidos, procedió a la entrega a las autoridades de diversas bases militares.