Con la reconexión a la red de agua potable de los 22 pozos que Agua y Drenaje encontró en el centro de Monterrey, ya no habrá recortes en el mes de enero como se había contemplado.

Juan Ignacio Barragán, titular de la dependencia aseguró que el nuevo gobierno jamás pensó en recortar el suministro, por el contrario, trabajo para encontrar el vital líquido de otros lados y afectar lo menos posible a la ciudadanía.

El funcionario estatal aseveró que con la entrada en operación de estos pozos, se estaría suplantando el agua que están extrayendo de Cerro Prieto y así darles un respiro a estos embalses.

Aseveró que la estrategia a seguir es concientizando a la población al uso desmedido del agua y ser ahorradores para evitar un desabasto.

«Nosotros nunca hemos hablado de recortes. Probablemente la administración anterior lo hizo. Nosotros no hemos hablado de recortes. Nosotros estamos hablando de pedirle a la población de reducir racionalmente su consumo en aproximadamente entre un 5 o un 10 por ciento».

«Si la población, las empresas y los comercios reducen un poco el consumo, un 10 por ciento es algo muy sencillo de lograr sin ninguna afectación a la calidad de vida. Sencillamente tomando una ducha más rápido o evitando regar banquetas cosas por el estilo que son sencillas. Poniendo cebolletas ahorradoras en las regaderas, con eso evitamos que el problema de desabasto se vaya a presentar en los próximos meses», expresó.

Barragán dijo que con esta estrategia aún se prevé un déficit de entre el 2 a 3 por ciento. El cual se puede mitigar si la población comienza a disminuir su consumo.

«Estamos haciendo el trabajo adecuado para suplir las fuentes de abasto que van a fallar en algunos meses más adelante y vamos a incorporar nuevos pozos«.

«Algunos empresarios nos han ofrecido utilizar pozos que ellos tienen actualmente con disponibilidad para suplir las fuentes de abasto y con esto tener el abasto suficiente», indicó.

El director de agua y Drenaje resalto la importancia de que la población se sume a los esfuerzos realizados por el Gobierno por el bien de ellos.

«Los municipios ya están haciendo lo suyo en el uso racional del agua, regando sus parques con aguas tratadas, hay que sumarnos todos a este esfuerzo colectivo de racionalización para evitar problemas en los próximos meses», indicó.