Bad Bunny ofreció un concierto en su natal Puerto Rico y reunió a mas de 70 mil asistentes en el Estadio Hiram Bithorn.

La producción de los conciertos estuvo a cargo de Noah Assad Presents y Move Concerts y tuvieron lugar el pasado 10 y 11 de diciembre.

De acuerdo con información de medios locales los conciertos dejaron un saldo de más de 2 mil nuevos contagios de Covid-19.

Según los datos que ofreció la Oficial de Epidemiología puertorriqueña que aún se encuentra calculando la tasa de casos secundarios de personas contagiadas que no asistieron al evento pero que tuvieron contacto directo con un caso positivo que asistió.

Los organizadores exigieron que todos los asistentes al concierto mostraran un certificado de vacunación o una Vacuna-Id.

También se exigió el uso de cubrebocas y los que no lo llevaran recibirían una multa de 100 dólares y serían expulsados del evento.

Bad Bunny deleitó a sus fanáticos con dos conciertos de más de 3 horas de duración cada uno y tocó sus temas más icónicos.

Cabe recordar que recientemente surgió una nueva variante de Covid-19 llamada Ómicron y se ha extendido a 55 países del mundo.

Se cree que esta variante es más transmisible que la variante Delta, aunque aún se necesitan mas datos del “mundo real” antes de que se determine el alcance de la amenaza que representa.