La cantidad de información que se puede llegar a acumular en las cookies puede ser realmente desmesurada, y la falta de control pone a los usuarios en una situación de gran indefensión.

Aunque existen medios alternativos para comprometer la privacidad del usuario, como la huella digital que ya se encuentra también en la agenda de los legisladores y reguladores, a día de hoy son las cookies el medio que más sometido está al escrutinio público, y contra el que ya se han articulado un marco jurídico más completo, que permite dar una respuesta legal contundente contra las webs que no cumplen con las normativas.

Multan a las empresas

En Francia, la CNIL (Commission Nationale de l´Informatique et des Libertés) ha ordenado a Google y Facebook que rechazar las cookies sea tan sencillo como aceptarlas y, por no haber ofrecido dicha posibilidad hasta este momento, han multado a dichas empresas con un total de 210 millones de euros por incumplir la Ley de Protección de Datos del país galo.

El proceso que hace más difícil rechazar las cookies que aceptarlas «afecta a la libertad de consentimiento de los internautas y constituye una infracción del artículo 82 de la ley francesa de protección de datos», afirma la CNIL en su comunicado. La agencia anunció multas de 150 millones de euros para Google (YouTube también se encuentra entre los servicios sancionados) y 60 millones de euros para Meta por Facebook.

Exigen modificar las opciones

Adicionalmente, el regulador francés ha exigido a ambas compañías que modifiquen las opciones relacionadas con las cookies para que desaparezca la asimetría existente entre aceptar o rechazar las cookies. Para llevar a cabo dicha modificación se concede a las compañías un plazo de tres meses, finalizado el cual l as empresas tendrán que pagar una sanción de 100.000 euros por día de retraso.

En cuanto a la cuantía de las multas, la agencia indica que calculó cada multa basándose en «el número de usuarios afectados y los considerables beneficios que las empresas obtienen de los ingresos publicitarios generados indirectamente por los datos recogidos por las cookies«.