En una operación que fue considerada como un éxito por calificadoras y analistas, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) concluyó favorablemente un proceso de refinanciamiento de la deuda de corto plazo de Petróleos Mexicanos (Pemex), con una reducción de 3 mil 200 millones de dólares, mitigando así las presiones financieras de la petrolera en 10 mil 500 millones de dólares para el periodo comprendido entre 2024 y 2030.

La dependencia encabezada por Rogelio Ramírez de la O, detalló que los fondos utilizados para potenciar el refinanciamiento de la deuda de corto plazo de Pemex fueron aportados por la SHCP: “Así, la deuda de la empresa estatal disminuyó en 3 mil 200 millones de dólares y redujo su presión financiera, entre 2024 y 2030, en 10 mil 500 millones de dólares. Los recursos del gobierno federal utilizados en esta operación no ponen en riesgo la ejecución del gasto público ni implicaron ningún recorte presupuestal”.

Pero además se redujo el diferencial de tasa que pagaba Pemex sobre la tasa del soberano en 50 puntos base, con lo cual se consiguió una reducción del costo financiero por 180 millones de dólares por año, lo cual disminuye el costo financiero del sector público y la deuda de mercado de Pemex.

“El refinanciamiento de la deuda estuvo enfocado a intercambiar bonos con vencimiento en el corto plazo por un nuevo bono a diez años. Adicionalmente, parte de los recursos del refinanciamiento se utilizaron para recomprar bonos que se encontraban a menor precio y con vencimiento a mediano plazo”, abundó la SHCP.

“La instrucción del presidente de México (Andrés Manuel López Obrador) es apoyar a la empresa petrolera, que es de todos los mexicanos, y al mismo tiempo mantener las finanzas públicas sanas y la deuda pública controlada”, señaló la Secretaría mediante un comunicado.