En el Municipio de San Nicolás, los pinos que se desechan después de la temporada navideña, pueden reciclarse para obtener material de composta que sirva como abono y arrope de los árboles y plantas de las plazas y parques públicos de San Nicolás.

Para tal efecto, se instalaron ocho centros de acopio donde los nicolaítas pueden acudir a llevar su pino y también, aquellos que tienen su predial pagado, pueden llamar al 818-158-1290, para que soliciten la recolección de su árbol en sus hogares de manera gratuita.

El presidente municipal, Daniel Carrillo acudió a la Dirección de Parques y Jardines, uno de los ocho centros de acopio del municipio, para presenciar la demostración de cómo se incendia un pino seco y ver el riesgo que esto representa para las familias, su patrimonio y su seguridad.

«Decirle a los vecinos que para reducir riesgos dentro de casa y también en las colonias, pueden llamar al 8181581290 para conocer cuál centro de acopio les queda más cerca de sus domicilios», mencionó Carrillo Martínez.

«Todos los pinos naturales conforme va pasando el tiempo se secan y se convierten en material peligroso posible de combustión, recordemos que los foquitos eventualmente se pueden calentar y al entrar en contacto con el pino seco, pueden causar un accidente en segundos», puntualizó.

Asimismo, explicó que los primeros días de enero, muchos de los vecinos retiran sus pinos navideños y algunas personas los dejan en la vía pública, con los días soleados, el efecto de combustión puede ser el mismo, al igual que el riesgo.

«Aquí en la Dirección de Parques y Jardines se les da un segundo uso a través de convertirlos en composta y este material vegetal sirve como mantenimiento de todos los parques y jardines de la ciudad», expresó Carrillo Martínez.