Por Francisco Tijerina Elguezabal

“¿Qué es en el fondo actuar, sino mentir? ¿Y qué es actuar bien, sino mentir convenciendo?” // Sir Laurence Olivier

Nada qué celebrar hay en el hecho de que la autoridad haya recuperado, aunque fuese en trocitos, parte de la estatua de Agustín Lara que fue robada de la Plaza de los Compositores. Y no hay que aplaudirles, ni celebrarles, porque simplemente es medio enmendar su falta que fue el no cuidar el lugar, a pesar del robo previo del busto de Marco Antonio Muñiz.

Y tal y como aquí lo anticipamos no había que darle muchas vueltas al tema, la figura del “Flaco de Oro” en trozos fue hallada en un lugar de compra de fierro.

Y el alcalde todo orondo salió a anunciar el gran golpe a la delincuencia y el arduo trabajo de investigación que sus muchachos hicieron para dar con el paradero del monumento robado y añadió: “Estamos ya investigando los posibles implicados en el tema”.

Sin embargo la noticia tiene sabor amargo, porque lo que en realidad Luis Donaldo Colosio Riojas debería estar anunciando sería, en todo caso, la detención y consignación de los compradores de esos bienes robados, así como su posible participación en la desaparición del busto de Marco Antonio Muñiz.

Pero no, el alcalde se quedó con la espuma y sólo se conformó con avisar que ya habían recuperado algunas partes de la estatua de Agustín Lara. ¿Falta de oficio o de conocimiento?

Lo que sí está para encabritarse es que el edil mienta o a que a él le mientan.

A pregunta expresa de una reportera de si sabían algo sobre el busto de Marco Antonio Muñiz, Colosio respondió con una pasmosa seguridad: “No, esa estatua ya la habían robado desde hace muchos años”.

Pero resulta que archivos de Multimedios prueban que a finales de septiembre del año pasado, es decir unos días antes de que Luis Donaldo llegase a la alcaldía, el monumento a “El Lujo de México” todavía estaba en la plaza.

¿Colosio miente o a él le mienten?

No lo sé, pero lo que sí sé es que a final de cuentas él es el responsable y no me parece justo, ni correcto, que el alcalde de Monterrey se ande inventando mentiras para sustraerse de sus responsabilidades, porque si lo hace con situaciones tan pequeñas, ¿qué podemos esperar con las verdaderamente importantes?

ftijerin@rtvnews.com