Por Francisco Tijerina Elguezabal

“Pago por ver.” // Jugada clásica de póker

Fui testigo del nacimiento del “pago por evento” de grandes peleas de box y encuentros deportivos; con el tiempo y el avance tecnológico el “Pay per view” se hizo realidad primero en cada casa, restaurante o bar y hoy es posible contratarlo en tu teléfono o tablet. Una decisión personalísima de lo que quieres ver al alcance de un click.

Hoy nuestras autoridades nos quieren recetar otro tipo de PPV, pero a diferencia del televisivo o de streaming, este va a la de “a chaleco”, sin agua va, sin preguntarnos o sin aceptar cuestionamientos. Ellos, los superdotados cerebros tienen la verdad y las soluciones y de nada sirven otras opiniones, porque ya decidieron que las cosas deben ser así.

Así tenemos la nueva modalidad de “PPV”, que no es otra que “Puentes, parques y vialidad”, todo en uno, que nos terminan sirviendo para un carajo, pero que justifican el gastar dinero en algo que aparentemente son obras prioritarias, aunque en realidad no resuelven maldita la cosa.

El Parque España en Monterrey debe tener más de 50 años de existencia y salvo la utilidad de sus albercas en el verano, lo cierto es que nunca ha pasado de ser una bodega de tiliches del Municipio de Monterrey y la sede de una micro-oficina de Pasaportes. ¿En realidad alguien cree que tiene algún beneficio el conectarlo con el Parque Fundidora y gastar para ello 130 millones de pesos?

Leo en una columna que el alcalde Luis Donaldo Colosio ya ha dejado claro que su administración se enfocará en mejorar la vialidad de Monterrey, pero para ejemplificar la afirmación hablan de este “maravilloso” puente, el cual no resuelve en nada la movilidad de la capital del estado.

Hablan de ampliar banquetas y de construir ciclovías, pero lejos de construir lo que hacen es reducir los carriles dedicados a los automóviles y unidades del transporte, lo cual termina trastocando el tráfico, lo cual redunda en un incremento en las emisiones a la atmósfera y las partículas en el ambiente. Mientras no entiendan que para conseguir el propósito no se vale dejar del mismo tamaño la cobija y estirarle de un lado porque descobijas el otro, no vamos a avanzar y terminaremos tirando el dinero a lo menso.

No, la gente no camina más por tener las banquetas más anchas y no utiliza las ciclovías porque es complicado en una ciudad como Monterrey o San Pedro. Ya han visto el resultado de los experimentos en la avenida Cuauhtémoc y en las calles sampetrinas; ya lo hemos constatado los habitantes del Distrito Tec, incremento del flujo vehicular por menor espacio y cada vez menos personas caminando.

Sería mucho más útil el revivir nuestros parques dotándoles de temáticas. Ya Margarita Arellanes intentó hacer del Parque España un punto con la historia de Chespirito y El Chavo del Ocho, pero al llegar los nuevos el asunto murió. ¿Qué pasa con la Alamey, qué hacemos con el Parque Niños Héroes, por qué no cuidar de verdad nuestras plazas, parques y jardines?

Por favor no mientan, un inservible puente cruzando el Río Santa Catarina no resolverá las cosas. Sería mucho mejor uno para autos para desfogar la salida de la Avenida Chapultepec directo a Constitución, para evitar el riesgoso cruce de todos los carriles de Revolución, aunque fuese por dentro de la colonia Buenos Aires.

Si se quieren hacer tontos solos es su problema, pero no nos vendan un “PPV” de mentiras.

ftijerin@rtvnews.com