Nuevo León mantuvo ayer por cuarto día consecutivo su alerta por mala calidad del aire en Monterrey y su zona metropolitana. Pese a las recomendaciones emitidas por la Secretaría de Medio Ambiente, la situación no ha cambiado.

Una nata gris se puede observar desde distintos puntos de la ciudad. Asimismo, 12 estaciones del Sistema de Monitoreo Ambiental se encuentran en naranja, con mala calidad del aire.

El llamado a la población es a no realizar quemas de cualquier material o residuo, y evitar actividades al aire libre. A la industria, empresas y construcciones, se les exhorta a usar equipos anticontaminantes, humectar patios, construcciones y vialidades, reducir las actividades a la intemperie, mantenimientos, pintura y soldadura, u otras que generen partículas menores a 10 micrómetros (PM10).

Para la actividad de transporte de materiales de construcción, deben mantener el material humectado y las cajas deberán estar selladas utilizando lonas que eviten la dispersión de materiales. También queda prohibido la quema de combustibles o cualquier material a cielo abierto, incluso para el entrenamiento de brigadas contra incendio.

Autoridades federales, estatales y municipales deberán asegurarse de que no circulen vehículos ostensiblemente contaminantes de su competencia, mientras que se recomienda minimizar actividades al aire libre de ligas deportivas.

El Gobierno del Estado informará puntualmente cualquier modificación en las condiciones actuales, así como las medidas correspondientes.

Para mayor información y seguimiento de la calidad del aire, consultar los datos oficiales a través de la página http://aire.nl.gob.mx/icars2020/map_calidad_icars.php, y las redes sociales de la secretaría.

La alerta se activó ya al menos cuatro veces en las últimas dos semanas.