Ante el incremento de casos de COVID-19, debido a la variante Ómicron, los premios Grammy pasarán a ser un espectáculo de abril en Las Vegas tras posponer recientemente la ceremonia de enero.

Los premios se transmitirán en vivo desde el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas el 3 de abril, según un comunicado conjunto emitido el martes por la Academia de la Grabación y la cadena CBS.

El espectáculo postergó su fecha original del 31 de enero en el recién renombrado Crypto.com Arena en Los Ángeles luego que los organizadores determinaran que había «demasiados riesgos» por el virus.

Los organizadores esperaban que el espectáculo volviera a la normalidad con una audiencia en vivo, pero decidieron posponer la ceremonia después de «una cuidadosa consideración y análisis con las autoridades municipales y estatales, expertos en salud y seguridad, la comunidad de artistas y nuestros muchos socios».

Este es el segundo año consecutivo que los Grammy deben reprogramarse debido a la propagación del coronavirus. El año pasado, como la mayoría de las principales entregas de premios, se pospusieron ante las preocupaciones por el virus.

El polifacético Jon Batiste es el principal nominado de este año, con 11 menciones en una variedad de géneros que incluyen R&B, jazz, música de raíces estadounidenses, música clásica y video musical.

Justin Bieber, Doja Cat and H.E.R. le siguen con ocho candidaturas cada uno.

La postergación de los Grammy ha ocasionado cambios en los calendarios de otras entregas de premios. Los CMT de la música country no serán el 3 de abril como estaba previsto, sino en una fecha posterior ese mes.