Un total de 86 cadetes comenzaron el curso de inducción a fin de ingresar a la Policía Municipal de Monterrey, cifra que de acuerdo al alcalde, Luis Donaldo Colosio Riojas, representa el mayor número de aspirantes a policías y tránsitos  elementos que respondieron a la campaña.

Colosio Riojas, anunció que los jóvenes de nuevo ingreso serán policías más cercanos y confiables para la comunidad y podrán garantizar la paz y tranquilidad de los regiomontanos.

«Nuestro gobierno ha planteado un gran reencuentro entre la ciudadanía y su gobierno, pero ahí, nuestra policía, todos ustedes, son las partes fundamentales para poderlo hacer realidad, por qué, porque con esa capacitación, con esa cercanía, con esa proximidad, con esa actitud de servicio; con esa inteligencia, con esa estrategia, precisamente vamos a construir esta nueva institución policial del siglo XXI que nuestra ciudad necesita y que la gente quiere ver para poder recuperar esa fe y esa confianza que necesitamos en todas nuestras autoridades», mencionó Colosio Riojas.

El edil regiomontano, adelantó que ya se ajusta el plan de estudios actual para conformar una policía de proximidad, mejor preparada y con más herramientas para generar la cercanía y confianza con los habitantes, además de realizar labores de mediación y conciliación, es decir, que conozcan cómo manejar una crisis comunitaria.

Cabe mencionar que, la meta de la actual administración municipal es ingresar entre 600 y 900 nuevos elementos a la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana durante el trienio.

El Plan rector de profesionalización policial marca 47 materias en una capacitación teórica y práctica con duración de nueve meses.