Lo que no había podido hacer la pandemia del Covid-19, ni siquiera la cuarta ola de este virus mortal en su variante ómicron, ni menos las medidas de salud del estado, lo ocasionó el frío, ahuyentando a los regios a salir de casa.

El presente frío registrado este fin de semana en Nuevo León ocasionó que la comunidad regia optara por quedarse en casa, dejando prácticamente las calles solas, esto en todo el Área Metropolitana de Monterrey.

Es así que se suspendió por completo el paseo familiar tradicional de los domingos, muy poca afluencia en los lugares céntricos, casi ningún automovilista en las calles y avenidas y ni qué decir de juegos de fútbol dominical o gente haciendo ejercicio en lugares tradicionales ante la onda gélida que si se presentó con ligeras lloviznas de este domingo.