Tras semanas de registrar mala calidad del aire, el frente frío número 23 y la llovizna que lo acompaña dieron «un respiro» a Monterrey y su zona metropolitana.

Durante el transcurso de este sábado, a diferencia de días anteriores, la mayoría de las estaciones del Sistema de Monitoreo Ambiental arrojaron una buena calidad del aire.

En verde se mostraron Cadereyta, Juárez, Pueblo Serena, Pastora, Pesquería, Apodaca, Escobedo, San Nicolás, Universidad, San Bernabé; Santa Catarina y San Pedro estuvieron en amarillo.

Un sistema frontal que ingresó a la entidad el pasado viernes con temperaturas al punto de congelación. Posteriormente, este sábado se presentaron también lluvias ligeras durante todo el día. La combinación de ambos factores redujo la movilidad y favoreció a un aire más limpio.

Se prevé que las buenas condiciones continúen este domingo. Una gran parte del mes de diciembre y lo que va de enero estuvo muy contaminando, con una nata gris.