La monetización, al final, siempre es un factor clave para las redes sociales, y obviamente TikTok no iba a ser una excepción a la regla.

Y es que de poco sirve tener un enorme volumen de usuarios, si estos no generan los beneficios económicos que esperan los inversores y accionistas. El crecimiento es clave, sí, durante los primeros tiempos, pero una vez alcanzada la masa crítica, la búsqueda de un modelo de monetización se convierte en una prioridad absoluta para sus directivos.

La última muestra de ello es que TikTok está probando el soporte para las suscripciones de pago, como vía para que tanto los creadores como la propia compañía puedan generar ingresos. De momento se trata de una prueba cerrada, que involucra solo a unos pocos creadores, por lo que se puede entender que el modelo de dichas suscripciones aún no se ha terminado de definir, y que TikTok estaría valorando diversas opciones al respecto.

Y es que, en este momento, todavía no se sabe si los canales que empiecen a aceptar suscripciones harán privado todo su contenido, solo aquellas publicaciones que los creadores elijan o, incluso, si tomando el modelo de Twitch y otros servicios, todo el contenido seguirá estando disponible para todo el mundo, y que por lo tanto suscribirse sea, fundamentalmente, una vía de apoyo al creador por parte de sus seguidores.

La prueba de las suscripciones de pago de TikTok llega poco después de que el servicio también está probando una función de propinas que permite a los creadores aceptar dinero de los fans fuera de las transmisiones de TikTok LIVE, donde ya se admiten este tipo de apoyos. Los creadores que forman parte de la prueba limitada pueden solicitar la función si tienen al menos 100.000 seguidores.

Instagram lanzó suscripciones en EE.UU

La noticia de la nueva prueba de TikTok llega solo después de que Instagram lanzara las suscripciones en EE.UU. La función está ahora en fase de pruebas iniciales con un pequeño grupo de creadores que pueden ofrecer a sus seguidores acceso de pago a vídeos e Historias exclusivas de Instagram Live.

Los creadores pueden elegir el precio para el acceso a su contenido exclusivo y los suscriptores de pago serán identificados con una insignia especial, diferenciándolos de los usuarios no pagados.

Y es que con una competencia cada vez más feroz entre estos servicios, además de la necesidad de monetizar los servicios, nos encontramos también con que las plataformas compiten entre sí para atraer a los creadores, algo que a su vez también los obliga a realizar inversiones. El ejemplo más claro de ello lo vimos con YouTube Shorts, pero seguro que a corto y medio plazo veremos bastantes más acciones similares.