El secretario general de la institución detalló que las carreras con un marco más teórico se mantendrán a distancia y las que requieran actividades experimentales retomarán una presencialidad con aforos controlados.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguró que está comprometida con un regreso seguro, por lo que más allá de presiones políticas, realiza los análisis pertinentes para recibir de vuelta a sus instalaciones a una comunidad de casi 400 mil integrantes; informó MILENIO.

Por ello, el próximo 31 de enero iniciará el semestre 2022-2 con actividades en su mayoría a distancia, y prevé que en dos a cuatro semanas puedan alcanzar una mayor presencialidad.

Así lo declaró el secretario general de la máxima casa de estudios, Leonardo Lomelí Vanegas, quien afirmó que en el tema de regreso a clases “más vale paso que dure, que trote que canse”.

“Estamos comprometidos con un regreso seguro y precisamente en esto, como en otras cosas en la vida, creo que aplica aquel conocido adagio de más vale paso que dure que trote que canse. Sería peor que regresáramos y nos tuviéramos que volver a confinar por un contagio masivo, creo que hay que generar las condiciones para que el regreso se dé y se pueda sostener una vez que esto se pueda dar”, señaló.

En entrevista con MILENIO, el funcionario detalló que las carreras con un marco más teórico se mantendrán a distancia y aquellas, como ciencias biológicas y de la salud, que requieren de laboratorios o prácticas, retomarán una presencialidad con aforos controlados.

“Estamos previendo que a la Facultad de Derecho regrese el 50 por ciento de sus grupos ya de manera presencial el próximo lunes, el resto lo hará en las siguientes semanas, iniciaría todavía en línea; se mantienen algunas actividades presenciales en carreras de las Facultades de Estudios Superiores de Iztacala y Zaragoza, en ciencias biológicas y de la salud, y también la Facultad de Odontología inicia con actividades de investigación y algunas actividades clínicas de manera presencial”, dijo.

Lomelí Vanegas confió que a lo largo del semestre 2022-2, que concluye en mayo, la Universidad podrá contar con más actividades presenciales.

“Nuestro escenario es que de dos a cuatro semanas más, dependiendo cómo evolucione este cuarto brote de la pandemia, pudiéramos tener ya la mayor parte de las actividades presenciales, en este momento la decisión que han tomado las facultades y escuelas, predominantemente ha sido mantenerse en línea”, recalcó para MILENIO.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado reiteradamente a la UNAM por no haber retomado las clases presenciales.

Ante ello, Lomelí Vanegas resaltó la importancia de dimensionar el contexto de la Universidad y valorar los riesgos que implica para una gran comunidad el regreso sin cuidado en medio de la pandemia de covid-19.

“Entendemos y compartimos la preocupación del Presidente, creemos que sí es muy importante reanudar las actividades presenciales, pero estamos conscientes que estamos en un momento muy agudo de contagios y que dadas las características de la Universidad, el tamaño de la Universidad, esto podría llevarnos a que si reanudamos todos las actividades de manera presencial, pues habría muchos contagios que tal vez nos obligarían en unos cuantos días a tener que suspender muchas actividades.

“En ese sentido, la previsión es que ganamos más si nos mantenemos todavía a distancia de dos a cuatro semanas, que es lo que los especialistas creen que va a durar este pico de la cuarta ola de contagios, que si regresamos ahora y exponemos a nuestra población a contagiarse”, insistió.

El secretario dijo que de manera responsable han analizado diversos aspectos como la cantidad de estudiantes, trabajadores y académicos que viajan en transporte público; así como que, la gran mayoría de académicos apenas recibieron el refuerzo con Moderna, por lo que se requieren de tres a cuatro semanas para la generación de anticuerpos, tiempo en el que consideran el regreso presencial; publicó MILENIO.

Ciudad Universitaria concentra 100 mil estudiantes; en las cinco Facultades de Estudios Superiores (FES), ubicadas en la Zona Metropolitana del Valle de México, se concentran 200 mil alumnos, así como 40 mil académicos y 30 mil trabajadores administrativos.