El Presidente sugirió que, con un poco de imaginación, esta zona dañada de la Riviera Maya podría convertirse en un atractivo turístico de albercas naturales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador revelo que la empresa Calizas Industriales del Carmen (Calica), subsidiaria de la estadunidense Vulcan Materials Company, están peleando en tribunales internacionales que México le pague una indemnización millonaria debido a que no se les amplió la concesión para explotar un banco de material en Quintana Roo; informó MILENIO.

En la conferencia mañanera detalló que se está buscando un acuerdo con la empresa que explota este banco de material a unos mil metros de la playa y ya no se va a permitir que se siga destruyendo “el paraíso”.

“Como no se les amplió la concesión, estaban violando, destruyendo el territorio, se fueron a una denuncia internacional y están pidiendo una indemnización de millones de pesos, o sea que todavía nosotros les tenemos que pagar, esa es la mina, y aquí está el mar. Toda esta costa es azul turquesa”, expresó.

López Obrador sugirió que, con un poco de imaginación, esta zona dañada de la Riviera Maya podría convertirse en un atractivo turístico de albercas naturales; publicó MILENIO.

“Bueno, en esta mina ya escarbaron y el agua aquí es turquesa por la piedra. Con un poco de imaginación y talento se podría utilizar como zona turística, casi albercas naturales, buscando un acuerdo, pero que ya no se siga destruyendo y que retiren su demanda porque no tiene fundamento legal”, agregó.

Dijo que este tipo de actividades fueron las que permitieron los gobiernos anteriores y los supuestos ambientalistas.

“Entregaron el permiso el 30 de noviembre de 2000, un día antes del nuevo gobierno, estaba Zedillo, quién sabe quién era el secretario de medio ambiente. De estos que se volvieron paladines de la defensa del territorio, le dieron la concesión, escarban dejan los socavones y se llevan el material”, comentó.

Portada: Cuartoscuro