Por Obed Campos

El sistema de salud del que gozaban los trabajadores empleados por el gobierno del “viejo” Nuevo León era de envidiarse. Y digo era, porque ayer causó crisis entre los empleados y beneficiarios que fueron a realizar alguna consulta.

Tanto, que al menos en el centro de salud que se encuentra en Juan Ignacio Ramón entre Cuauhtémoc y Pino Suárez, casi llegan a los golpes. El motivo, el desabasto de medicinas, que ya había sido anunciado por el príncipe gobernador Samuel García.

A los infortunados que les tocó ayer, les quedó más que claro que “el nuevo Nuevo León” que tanto prometieron Samuel García y su princesa consorte, Mariana Rodríguez, era eso. Es decir, el servicio mediocre y deficiente de una institución que era un modelo de servicio a nivel nacional.

Y cómo no va a ser así, si el matrimonio imperial está más preocupado por sustraer bebés del DIF y defender mascotas “para la selfie”, que por la suerte y la salud de los trabajadores y derechohabientes del gobierno que, por cierto, la señora influencer encabeza en la entidad…

Aunque Mariana seguramente ignora esto último, que ella es una derechohabiente beneficiaria más, como esposa de “un empleado de gobierno”, como lo es su marido (porque ella jura que no cobra por estar al frente de “Amar a Nuevo León”).

Endeudado, sin medicamentos y ahora esto… Es la larga historia del ISSSTELEON, o sea el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Nuevo León, el cual ha sido la caja grande de tantas y tantas administraciones, sí, pero siempre dando un servicio de primer mundo.

“Estimados Profesores TecSalud:

“Por medio del presente hacemos de su conocimiento que hemos sido informados que, a partir del 1 de febrero del 2022, los hospitales San José y Zambrano Hellion dejarán de ser los proveedores para la prestación de servicios hospitalarios de los derechohabientes no sindicalizados del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Nuevo León (ISSSTELEON), incluyendo los cuerpos de seguridad pública y jubilados.

“Por lo que, a partir de esta fecha, se dejarán de prestar los servicios hospitalarios a los derechohabientes de ISSSTELEON y sus familiares”.

Rezó una circular ayer, a la que tuve acceso.

Según parece ahora los servicios médicos se llevarían en el Doctors Hospital, pero no crea que en el lujoso y exclusivo de San Jerónimo, sino en el de Linda Vista en Guadalupe, que varios galenos rumoran es un paquidermo descolorido, en su idioma, un elefante blanco.

Vale recordar que con todo y sus trácalas, Jaime “El Bronco” Rodríguez hasta una clínica concluyó pa’ la raza de gobierno, por lo que los empleados se preguntan si este cambio de ahora será pa’ ahorrar o para continuar con otros amigos los negocios que le tumbaron a los sobrinos de Manuel González, los cuales exhibieron pero convenientemente no denunciaron y si los denunciaron dejarán que ahí las averiguaciones duerman el sueño de los justos.

“Chance y nos quejamos de lo a gusto que estábamos, ¿pero luego qué sigue, el Hospital Universitario? ¿O nos van a a mandar a la nefasta clínica Elohim, donde caminó Cinthya Liseth por una acualiposucción que le hizo una dama que se ostentaba como doctora? ¿O a los saturados hospitales y clínicas del IMSS? ¿La Garza Rocha?” me pregunta una beneficiaria muy molesta del ISSSTELEÓN.

@obedc
obedcampos@gmail.com