El 19 de octubre del 2021, Iván Reyes Arzate, La Reina, se declaró culpable de delito de distribución internacional de cocaína.

Breon Peace, fiscal general del Distrito Este de Nueva York, pidió al juez Brian Cogan que, en la sentencia prevista para mañana, se dé 10 años de prisión a Iván Reyes Arzate, La Reina, ex comandante de la Policía Federal, quien el 19 de octubre del 2021 se declaró culpable de delito de distribución internacional de cocaína; informó MILENIO.

La defensa del ex funcionario ha dicho que “una sentencia mínima obligatoria de cinco años era suficiente” argumentando que una pena más larga crearía disparidades con sentencias aplicadas a “otros funcionarios corruptos”.

Mark DeMarco, defensor de La Reina, pidió que el tribunal considere los 40 meses que el acusado estuvo preso por el dictamen de Illinois insistiendo que dicha condena “es parte del presente delito y el Sr. Reyes ha estado encarcelado desde que se entregó en Chicago el 27 de marzo de 2017”. 

El gobierno dijo estar de acuerdo con esta declaración, aunque señala que los 10 años sugeridos al juez se encuentran “muy por debajo del rango de las directrices”; publicó MILENIO.

Iván Reyes Arzate era el oficial de más alto rango de la Unidad de Información Sensible de la Policía Federal y como tal el principal punto de contacto para el intercambio de información entre el personal policial estadunidense y mexicano. 

Desde esa posición, presuntamente vendió información a cambio de sobornos a la organización El Seguimiento 39, de la cual se le comprobó haber recibido un pago de 290 mil dólares por el cuál fue despedido de la corporación en el 2016.

La Reina debía ser puesto en libertad el 27 de enero de 2020 para ser deportado a México tras haber cumplido la sentencia de los cargos en Illinois, pero el 23 de enero de 2020, un gran jurado en Brooklyn emitió un dictamen acusándolo de conspiración para distribuir cocaína por el cual fue arrestado antes de su liberación; señaló MILENIO.

Desde que presentaron este nuevo dictamen, los fiscales de Brooklyn aceptaron que les importaba la figura de Iván Reyes Arzate para ser testigo en contra de su jefe, Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública, procesado en la misma Corte y cuyo juicio está programado para iniciar en octubre de este año.

En caso de que García Luna no se declare culpable antes de esa fecha, La Reina podría estar en la silla de los testigos, acto por el cual le podrían rebajar aun más la pena que Cogan le imponga este miércoles.