El gobernador de Nuevo León dio a conocer que personal de la dependencia federal tendrá una jornada de inspección en los embalses de la entidad, por lo que se espera la declaratoria de sequía

El gobernador Samuel García aseguró que autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) visitarán la entidad para revisar las presas, con lo que su administración espera que tras dicha visita, se emita la declaratoria federal de sequía en Nuevo León; publicó MILENIO.

“Hace unos minutos colgué con Juan Ignacio Barragán (director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey) y ya las autoridades federales de Conagua confirman mañana (hoy); todo el día, agenda de trabajo e inspección de presas para empezar a tomar medidas federales porque ya las locales se están haciendo”, señaló el funcionario estatal durante la rueda de prensa El Nuevo León Informa, en palacio de gobierno.

Por ello, adelantó, este miércoles se tendrá una conferencia especial para detallar la situación del agua en la entidad, en la que Juan Ignacio Barragán, el director de Agua y Drenaje, presentará las obras que se realizan en la actualidad, así como las contempladas para los próximos meses para garantizar el abasto de agua.

Samuel García agregó que se hará un recorrido por los embalses en la entidad, con la esperanza de obtener el decreto federal, para poder así apoyar también a los municipios rurales en esta contingencia.

“Y de ahí nos vamos a ir a La Boca, El Cuchillo, Libertad, y hacer una ruta de trabajo, porque Nuevo León sigue pidiendo emergencia climática, sequía a nivel estatal. Ahorita tenemos únicamente emergencia de sequía zona metropolitana, y eso nos permite hacer acciones; informó MILENIO.

“Pero si logramos la emergencia climática federal (decretada) por Conagua en todo el estado, va a haber muchas más acciones y mucho más recurso para también ayudar a la gente de Mier y Noriega, China, de General Bravo”, puntualizó.

Además, el mandatario aseguró que hasta el momento no tienen ningún reporte de falta de agua, aunque aseguró que debido al aislamiento social provocado por la pandemia de covid, causó además un alza en el consumo de agua de 15 por ciento.

“Por eso hasta para el tema del agua, la reactivación es una luz en el camino”, puntualizó.

El pasado 2 de febrero, el gobierno del estado emitió en el Periódico Oficial una Declaratoria de Emergencia por Sequía, con lo que se suspendieron las actividades en las que se haga un uso excesivo del agua.

El texto explica que Nuevo León se encuentra en un nivel de sequía excepcional, el tercero y más grave, al que se llega cuando el conjunto de presas rondan el 40 por ciento de almacenamiento; al momento de la emisión, el porcentaje era de 44.16. La plataforma MILENIO-Multimedios dio cuenta de esto en su edición del 3 de enero.

¿Cómo están las presas?

Contrario a la creencia general en la entidad, la Comisión Nacional del Agua mide el almacenamiento de 4 presas en Nuevo León: La Boca, en Santiago; Cerro Prieto, en Linares; El Cuchillo, en China, y Salinillas, en Anáhuac; esto se puede observar en la página de monitoreo https://sina.conagua.gob.mx/sina/almacenamientoPresas.php.

En conjunto, las cuatro presas tienen un almacenamiento conjunto del 43.79 por ciento, al corte del 8 de febrero, tras registrar 648.86 hectómetros cúbicos (hm3), de una capacidad total disponible de mil 481.64 hectómetros cúbicos.

Según las cifras oficiales de la autoridad federal, en la presa El Cuchillo está al 53.75 por ciento de almacenamiento, tras un acumulado al martes de 603.79 hm3 y de un almacenamiento posible de mil 123.14 hm3; informó MILENIO.

Aparece luego la presa Salinillas, con 7.21 hm3 almacenados de 19.01, para 37.92 por ciento de llenado; seguida por la presa La Boca con 22.43 por ciento, tras solo contar con 8.86 millones de metros cúbicos del vital líquido y un almacenamiento de 39.49 hm3.

Por último, la presa Cerro Prieto, con capacidad para 300 millones de metros cúbicos solo cuenta con 29, lo que equivale al 9.66 por ciento de almacenamiento.

Durante la emisión del pasado 30 de enero del programa Nuevos Cambios, conducido por Víctor Martínez, el director de Agua y Drenaje de Monterrey, Juan Ignacio Barragán, adelantó que a la presa de La Boca le quedaban máximo dos meses de vida, mientras que a Cerro Prieto le dio no más de 5 meses.

La crisis en la presa de La Boca es tal, que solo tiene 1.65 millones de metros cúbicos almacenados más que la presa Salinillas, presa desconocida para la mayoría de los habitantes del área metropolitana de Monterrey.