Tras darse a conocer que el estado apostará por los pozos someros para amortiguar la crisis de agua en Nuevo León, los trabajos para habilitarlos van a marchas aceleradas.

Tras darse a conocer que el estado apostará por los pozos someros para amortiguar la crisis de agua en Nuevo León, los trabajos para habilitarlos van a marchas aceleradas; informó MILENIO.

En un recorrido realizado por la plataforma MILENIO-Multimedios en las inmediaciones de la Macroplaza se observó parte de las obras realizadas por los trabajadores, mismas que actualmente reportan un avance alentador.

Los primeros se ubican en el área verde de la calle Escobedo y Juan Ignacio Ramón, mismos que ya están habilitados; al tiempo que metros más adelante, sobre la calle Zaragoza, a un costado de la Fuente Monterrey, está situado otro pozo, de igual forma ya en funcionamiento.

La otra mitad de los pozos siguen en construcción, por ejemplo, en la calle Zaragoza, frente al Palacio Municipal de Monterrey, en donde se observó a los elementos trabajando.

Lo mismo ocurrió a espaldas de la Catedral de Monterrey, sobre la calle José María Cos, con otro grupo de trabajadores en el lugar; publicó MILENIO.

Y finalmente a un costado del Laboratorio Cultural, en la calle Juan Zuazua, otra posibilidad de extraer el vital líquido se presenta con la obras para un nuevo pozo somero.

Fue el miércoles cuando el gobierno de Nuevo León dio a conocer un plan de acción para perforar más pozos para mitigar los efectos que ha traído la sequía y la declaratoria de emergencia emitida por el estado el pasado 2 de febrero.

Juan Ignacio Barragán, director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), detalló que como parte de este plan perforarán seis pozos profundos que aportarán 600 litros por segundo; también se trabajará en 50 nuevos pozos, los cuales incorporarán unos 750 litros por segundo y la rehabilitación de 30 existentes.