De aprobarse su solicitud, las firmas tendrían hasta el 28 de marzo para presentar su respuesta, en lugar del 14 del mismo mes.

El litigio de México contra armerías por el tráfico de armas de fuego desde Estados Unidos a nuestro país está lejos de terminar. El juicio ni siquiera ha comenzado, pero la batalla de las armerías para que se desestime la demanda en su contra sigue su curso; publicó MILENIO.

El viernes por la noche las defensas de las armerías demandadas, como Barrett, Glock y Colt, pidieron a la Corte de Massachusetts una extensión de tiempo para presentar su contrarréplica a la respuesta de México a su moción inicial para desestimar esta demanda, además de una extensión en el número de páginas para dar su respuesta conjunta.

“Una orden para revisar la agenda actual y permitir a los acusados una extensión de dos semanas para sus réplicas y un espacio extra de 10 páginas para su réplica a la moción conjunta, ambos relacionados con las numerosas y anticipadas presentación de amicis en favor de la oposición de los demandantes a las mociones”, se lee en la petición.

Así, de aprobarse su solicitud, las firmas tendrían hasta el 28 de marzo para presentar su contrarréplica en lugar del 14 del mismo mes, y hasta 45 páginas para hacerlo en una moción conjunta, pues normalmente sólo tienen 35 páginas para hacerlo.

Todo esto debido a la gran cantidad de presentaciones de «amigos de la corte» en favor del gobierno de México; comunicó MILENIO.

«En adición a los informes en oposición del demandante, numerosas partes amici presentaron informes en apoyo de los argumentos del demandante. Los acusados no estábamos alertados de que esos informes estaban contemplados hasta el 28 de enero de 2022. Por lo tanto, los acusados no considerábamos responder a los argumentos de partes amici cuando se formuló la agenda de informes inicial”

MILENIO publicó que expertos, organizaciones y al menos 25 fiscales de Estados Unidos presentaron estos escritos en favor de la respuesta de México para que la demanda continúe. Fueron tantos los escritos presentados que las armerías lo calificaron como de “una naturaleza voluminosa.”

Los escritos amici curiae son documentos presentados por personas o entidades ajenas a algún procedimiento penal, pero que son introducidos a favor de alguna de las partes, para dar una opinión experta respecto de algún tema. En este caso, a favor de que la demanda de México contra las armerías siga su curso.

El 31 de enero, México respondió formalmente a la moción que las empresas armamentistas presentaron para que se desestimara la demanda en su contra. A través de réplicas particulares y en conjunto el gobierno mexicano respondió que, en general, las armerías tienen responsabilidad en haber provisto de armas a cárteles mexicanos; informó MILENIO.

Que sus acciones, como no rastrear las armas vendidas o una publicidad tipo militar, ocurrieron en Estados Unidos y por lo tanto pueden ser demandadas en ese país. Y que además, se violaron leyes mexicanas y se afectó a nuestro país.

“Los acusados armaron a los cárteles en México. El mal uso de armas y los daños ocurrieron en México. Regular el flujo de armas de fuego en una jurisdicción es una función gubernamental tradicional; México regula la venta de armas y la parte acusadora es el gobierno de México”, respondió México el 31 de enero.

De acuerdo con la petición formal presentada ante la Corte el viernes, en poder de MILENIO, se trata de una petición acordada de buena fe y sin la intención de causar retrasos en el procedimiento.