Estudios de la Organización Panamericana de la Salud indican que a la capital de NL solo la superan Ciudad Juárez, Chihuahua, y Lima, Perú

Monterrey ha sido catalogada como la tercera ciudad más contaminada de América Latina por partículas PM10, esto de acuerdo con estudios publicados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS); publicó MILENIO.

De acuerdo con el estudio Gestión y control de la contaminación del aire en América Latina y el Caribe: implicaciones para el cambio climático, encima de Monterrey, se ubican Ciudad Juárez, Chihuahua, y Lima, Perú.

La investigación reveló que México tiene cuatro de las urbes más contaminadas, entre ellas el área metropolitana de Monterrey.

El análisis, realizado entre 2010 y 2014, y que recientemente fue retomado por el director de Salud Ambiental del Centro de Investigación en Salud Poblacional en el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el doctor Horacio Riojas, muestra que 14 países de América Latina monitorean de forma constante su calidad del aire.

“Estamos tratando de vincular los estudios epidemiológicos con las políticas y programas de salud pública, (es) parte de lo que hemos hecho desde nuestro instituto”, refirió Riojas.

En la tabla presentada durante el webinar De la epidemiología ambiental a las políticas públicas, experiencias del centro colaborador, se mostró que en el país hay seis ciudades por encima de la Ciudad de México en cuanto a concentración de partículas PM10: Ciudad Juárez, Monterrey, Guadalajara, Toluca, Celaya y Puebla; informó MILENIO.

En todo América Latina el récord se lo lleva Ciudad Juárez, México, con una media de 131; luego está Lima, Perú, con 94; Monterrey, México, con 88; Guadalajara, México, con 87; Toluca, México, y La Paz, Bolivia, ambas con 82.

“Estamos tratando de compartir los conocimientos de incidencia y en políticas públicas, todos los países tenemos problemáticas similares y muchas veces no hay voluntad política o hay otros intereses a que las condiciones de salud y específicamente lo que tiene que ver con la degradación y la contaminación cambie”, dijo.

Aunque son 14 países de América Latina los que participaron en este estudio, publicado en la Revista Panamericana de Salud Pública, no todos lo hicieron de la misma manera, pues mientras Brasil incluyó el monitoreo ambiental de 14 ciudades, y México de 6, en Venezuela, Uruguay, Guatemala y Honduras solo se tomó en cuenta una sede.

“Creo que tenemos un reto muy grande en este sentido (acabar con la contaminación)”,  reiteró el investigador.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2019, el 99 por ciento de la población mundial vivía en lugares donde no se respetaban las directrices sobre la calidad del aire; de acuerdo con MILENIO.

Además, la OMS ha explicado que existe una estrecha relación entre la exposición a altas concentraciones de materia particulada (PM10 y PM2.5) y el aumento de la mortalidad o morbilidad diaria y a largo plazo.

“Cuando se reducen las concentraciones de materia particulada gruesa y fina, la mortalidad conexa también desciende, en el supuesto de que los demás factores se mantengan sin cambios (…)

“La contaminación con materia particulada conlleva efectos sobre la salud, incluso en concentraciones muy bajas; de hecho, no se ha podido identificar ningún umbral por debajo del cual no se hayan observado daños para la salud”, detalló la OMS a través de su Centro de Prensa.

La materia particulada es un indicador común de la contaminación del aire; entre sus principales componentes están los polvos minerales, los sulfatos, los nitratos, el amoniaco, el cloruro de sodio, el hollín, entre otros, pues es una mezcla de partículas sólidas y líquidas suspendidas en el aire.