Para resolver la crisis del agua en la entidad, el gobernador Samuel García Sepúlveda aseguró que no descartará ningún proyecto para dotar del vital líquido a Nuevo León.

Pero para lograrlo aseveró que es necesario que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se sume al proyecto del agua.

«En el tema del agua que más me ocupa no vamos a descartar ni un solo proyecto, se van a estudiar todos por más futuristas o increíbles que parezcan, todos los proyectos se van a estudiar, vamos a estudiar la desalinización del agua, la concesión del Pánuco, porque el Monterrey VI nunca va salir de mi boca, estudiar pozos profundos, rompepicos, represas, reparación de fugas», dijo.

«Nuevo León no puede resolver esto solo, como lo quiso hacer Medina para robar, es imposible que Nuevo León pueda plantear solo traer agua del Río Tampaón, en Veracruz».

«Tenemos que sumar al Presidente, tiene que sumarse a esta causa, no hay proyecto tan grande para traer agua, para eso Nuevo León contribuye bastante al presupuesto, para que la federación nos ayude para atender este tipo de problemas», señaló.

El mandatario estatal dijo que era necesario que la federación se sume al proyecto, pues de acuerdo a la Constitución Mexicana, el agua, los ríos, las cuencas y los acuíferos son facultad exclusiva de ellos.

Mencionó que los estados vecinos como Tamaulipas y Coahuila, el alcalde de Mission, Texas, Armando O’Caña, además de la Conagua están interesados en sumarse a un plan regional porque también les hace falta agua y ven con buenos ojos traer agua del río Pánuco a la región o desalinizar agua del mar.

«La leyes generales y reglamentarias les dan a los estados solamente la facultad del uso racional del agua, si por mí fuera yo ya hubiera empezado la concesión el Pánuco, pero es un tema federal», puntualizó.