Con un aumento en sus precios de 75.56 por ciento, 63.33 por ciento y 48.28 por ciento, el aguacate, el jitomate y la cebolla son los productos de la canasta básica con mayores incrementos, indicó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec); informó MILENIO.

De acuerdo con el monitoreo mensual del organismo, la papa tuvo un aumento de 44 por ciento en precio, el limón, 41.67 por ciento, lentejas, 33.33 por ciento, atún, 29.11 por ciento, pasta para sopas, 25 por ciento y chile serrano, 24.24 por ciento de incremento.

«La gente no ha recuperado su poder adquisitivo y su consumo sigue estando por debajo de su línea de bienestar. Esto explica la baja confianza del consumidor y su desánimo, que sumados al aumento de las materias primas, los precios de transporte marítimo y terrestre en el abasto y suministro y los constantes cambios del patrón de consumo que desajustan la logística de entrega son, entre otras, las principales causas que impulsan la inflación», comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de Anpec.

Manifestó que debido a lo anterior, en este arranque de año el pequeño comercio ha tenido bajas ventas; además del problema de la inflación, se mantiene la incertidumbre que se genera por el temor a la aparición de nuevas y peligrosas variantes de covid-19.

De acuerdo con el organismo, entre el 15 de enero y el 15 de febrero el aceite tuvo por su parte un alza de 14.29 por ciento en su precio; el azúcar, 13.64 por ciento; las sardinas, 11.11 por ciento; comunicó MILENIO.