Entre sus liderazgos, Nuevo León también es el Estado que más discrimina, condenó ayer el gobernador Samuel García Sepúlveda al poner como ejemplo el rechazo de los vecinos del sur de Monterrey a la construcción de la Línea 5 del Metro.

En su intervención durante el lanzamiento del programa «Nueva Ruta: Incluir para ser Iguales»; el mandatario estatal refirió que los inconformes no quieren que habitantes de colonias como San Ángel y la Estanzuela transiten por la suya, como si se tratara de un sistema de «castas».

Asimismo, advirtió que en Nuevo León no hay ciudadanos de primera ni de segunda, sino todos iguales.

«Somos el Estado que más discrimina», lamentó.

«Hace unas semanas estaba consternado, porque a raíz del debate de la Línea 5 del Metro hubo un mensaje muy profundo que me dolió,  me llegaron unos WhatsApps de unos grupos de vecinos, donde algún líder o lideresa le decía a su grupo en su chat:

«No importa que sea subterránea o elevada, no debemos permitir el Metro», y hago énfasis en lo siguiente: pregunta esa persona al chat «¿Por dónde creen que van a bajar los de San Ángel y la Estanzuela? Por nuestra colonia. No debemos dejar que eso pase», expuso.

Sentido en el que urgió a un cambio de mentalidad dado que eso ya no va en la actualidad.

«Me está palpitando el corazón ahorita del coraje, ¿cómo es posible que en 2022 siga habiendo en la sociedad un pensamiento de castas o de ciudadanos de primera y de segunda? ¿cómo es posible que en Nuevo León siga habiendo esa mentalidad?».

«Entonces, hoy el llamado es a esa reflexión de que Nuevo León no tiene ciudadanos ni de primera ni de segunda, y para el gobierno todos somos neoloneses, y merecen los derechos del mismo piso hacia delante».

García Sepúlveda reconoció el esfuerzo de las mujeres, como Martha Herrera, Secretaria de Igualdad e Inclusión, quien busca erradicar la pobreza y dar oportunidades iguales a todos los sectores de la población.

 «Si hoy las mujeres nos ponen el ejemplo, cerremos de una vez las brechas de desigualdad».