Ante la escasez de agua en Nuevo León, este sábado decenas de feligreses encabezados por el Gobernador del estado, Samuel García Sepúlveda y el Arzobispo Rogelio Cabrera oraron en la Presa de la Boca para pedir que llueva en la entidad.

Para tal efecto, la iglesia saco de su templo en ciudad Guadalupe al Cristo de la Expiración mejor conocido como «El Señor de la Lluvia».

Desde temprana hora la imagen religiosa recorrió las calles del área metropolitana, tradicionalmente se dice que esta imagen cada vez que faltaba agua en Nuevo León era sacada a las calles para lanzar plegarias al cielo y pedir por la lluvia, a los pocos días, las precipitaciones pluviales se hacían presenten en la entidad.

El cristo recorrió las principales calles de GuadalupeMonterrey y toda la carretera Nacional causando el asombro de decenas de personas y automovilistas que se percataron de la situación.

Al llegar a la Presa de la Boca, ya estaba apartado un lugar en el Malecón en donde se llevó a cabo una misa para rogar por el agua.

En este lugar ya decenas de familias esperaban el inicio de la misa que fue precedida por el Arzobispo Rogelio Cabrera.

En el sitio se hicieron presentes el Gobernador Samuel García junto con su esposa Mariana Rodríguez, así como el alcalde de Santiago David de la Peña Marroquín.

«Queremos que nuestro señor nos conceda las lluvias, el agua que Nuevo León está necesitando, estamos de acuerdo en pedirle al señor el agua que requerimos, estamos de acuerdo en pedir el dónde la lluvia y cuidar el agua, es una invitación en confiar en el Señor, de que no estamos solos».

«Hemos vivido casi dos años de pandemia con el dolor que cada familia ha experimentado, pero creo que todos podemos decir que Dios ha estado en medio de nosotros, que si bien, la pandemia dejo dolor y llanto, también despertó en nosotros los mejore sentimientos, creo que somos más humanos porque cuando hay una necesidad y nos ayudamos recuperamos nuestra esencia, ser hijo de un mismo papa, de un mismo dios».

«Hoy queremos nuestra en nuestra celebración reiterar nuestra confianza en dios , en el altar nos acompaña el señor de la expiración que durante más de 300 años a acompañado a Nuevo León, él ha sabido de tristezas y alegrías, de grande soluciones, ha conocido el dolor del pueblo pero también de la alegría, por eso hemos pedido que de Guadalupe viniera el cristo a acompañarnos a esta celebración también tenemos la imagen de la señora del Robre quien también  a través de los siglos ha estado pendiente de Monterrey«, dijo el Arzobispo.

Ante los feligreses, el Rogelio cabrera pido por el agua para Nuevo León, pero también solicito a la ciudadanía cuidar por el vital líquido.

«Vamos a salir de esta, le pedimos a dios nos de la sabiduría de enfrentar esta situación, vamos a pedir para que el señor nos ayude, que aportemos lo mejor que sabemos, ser siempre propositivos».

«Señor en ti confió, este pueblo confía en Dios, mirando a la presa sabemos de la necesidad, pero hay que confiar, no sabemos cómo ni cuándo, pero vamos a tener el agua, confiemos en Dios en que pronto saldremos de este problema de la falta de agua», puntualizó.