El Jefe fue ingresado al hospital de manera urgente; reportes indican que se encuentra delicado.

En pleno aniversario 62 del debut de los Tigres de la UANL, una de sus grandes leyendas está delicado de salud, Tomás Boy está internado y en estado grave por una trombosis pulmonar; publicó MILENIO.

Desde el pasado viernes el Jefe fue ingresado a un hospital en Acapulco, Guerrero y sus familiares no han querido hacer alguna declaración mientras su estado de salud no mejore.

De 70 años de edad, quien fuera hasta hace unos años el goleador histórico de Tigres, con 104 anotaciones, y clave en los primeros dos campeonatos de Liga, dirigió por última vez en el futbol mexicano al Mazatlán.

«Fuerza Tomás», escribió Tigres en su cuenta de Twitter junto a una fotografía de Boy.

La trombosis pulmonar es una enfermedad grave caracterizada por la llegada de émbolos (trombos o coágulos) al pulmón, lo que provoca que las arterias se tapen y no fluya la sangre y se espera un tiempo razonable en internación para ver cómo reacciona el organismo de la persona; informó MILENIO.

En caso de que sea más delicado, se tiene que hacer un cateterismo e intentar extraer el trombo (trombectomía) o inyectar medicinas fibrinolíticas para buscar exterminarlo.

Habrá que esperar las próximas horas para ver la evolución en la salud de Boy Espinoza y el mundo futbolístico nacional está con las oraciones para que salga de este problema.

Personas allegadas a la familia del ex jugador de la selección mexicana señalaron que sus hijos y esposa están a su lado apoyando para que salga de este padecimiento, pero no están tomando llamadas ni dando declaraciones, comunicó MILENIO.