El gobernador dijo que la restauración del Museo de Historia de Nuevo León la pagará con su dinero. «Me hago responsable».

Tras los destrozos que algunas manifestantes realizaron a la infraestructura del Palacio de Gobierno de Nuevo León, el gobernador Samuel García Sepúlveda adelantó que la reparación correrá a cargo de su bolsillo y no de los impuestos de los neoloneses, pero advirtió que habrá consecuencias contra las responsables; señaló MILENIO.

Asimismo, aseguró que el hecho «no borra ni mancha la lucha que están dando las mujeres y las niñas».

A través de un video subido a sus redes sociales la medianoche de este miércoles, el mandatario estatal sostuvo que el grupo de manifestantes que incendió el Palacio y que hizo pintas en el mismo, se podría tratar «quizá» de un grupo de infiltrados.

«Desgraciadamente un grupo, una minoría, quizá infiltrados, que van a sufrir consecuencias por sus delitos, llevaron esta manifestación a un grado inimaginable de romper vidrios, quemar puertas, de rayar paredes e inclusive de dañar nuestro museo de historia.

«Y también quiero decirles que sé que me van a juzgar porque fuimos tolerantes o fuimos permisivos, pero quiero decirles que no se preocupen, que esos vidrios, que esas puertas y que esas paredes se van a arreglar, las vamos a pintar y que no se va a pagar de sus impuestos, me hago responsable y lo voy a pagar de mi bolsa y me haré cargo de que todo quede exactamente como estaba antes de esta anarquía que vivimos hoy en nuestro Palacio», dijo; de acuerdo con MILENIO.

Sobre dicho suceso, García Sepúlveda sostuvo que la ciudadanía debería de estar más consternada por la violencia, el abuso y la discriminación que han sufrido las mujeres.

«Sé que están consternados por las fotos y videos del Palacio, yo también lo estoy, pero más consternados deberíamos de estar de la violencia, el abuso y la discriminación que han sufrido mujeres y niñas de nuestro estado y de todo México por mucho tiempo.

«Y sé que a pesar de esa rabia y de ese dolor hoy muchas mujeres hicieron una manifestación en paz y ejemplar, inclusive yo la vi desde mi despacho y mi esposa Mariana las acompañó», informó MILENIO.

Imagen Portada: Leonel Rocha | MILENIO