Esta cifra se ubicaría como una de las más altas en la historia de la entidad y arrojaría una tasa de 10.4 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

La Fiscalía General del Estado de Colima (FGE) confirmó a MILENIO que en el primer mes de esta crisis de violencia extrema, del 7 de febrero al 7 de marzo, se han registrado 84 homicidios dolosos, es decir, prácticamente tres asesinatos cada día, en la entidad con menos habitantes del país.

Conteos no oficiales suman en este periodo la localización de más de una docena de bolsas con restos humanos y de más de 25 mantas o cartulinas con mensajes amenazantes; además, cuentan 30 personas heridas y daños por balaceras en casas y automóviles.

De confirmarse la cifra de víctimas reportadas por la fiscalía, esta se ubicaría como una de las más altas en la historia de la entidad, que arrojaría una tasa de 10.4 asesinatos por cada 100 mil habitantes; este aumento se marcaría luego de que en enero las cifras federales para el estado reportaron una tasa de 6.4 muertes violentas; informó MILENIO.

Además, la tasa de asesinatos en la entidad registraría su mayor índice en los últimos cuatro años, pues en diciembre de 2017 las autoridades de seguridad reportaron 12.8 víctimas de homicidio doloso.

El aumento en estos delitos de alto impacto trastocó completamente la vida de los colimenses, modificando, por ejemplo, la hora de inicio de actividades académicas en la universidad estatal y los horarios de trabajo en empresas locales, como restaurantes y bares.

En los peores momentos de esta ola de inseguridad, la Universidad de Colima suspendió labores durante dos jornadas y diversas empresas cerraron para no poner en peligro a clientes y colaboradores.

Pero además aumentó la comisión de delitos comunes hasta en un cien por ciento, de acuerdo con información de la Fiscalía: se han registrado 35 casos de extorsión, 129 robos de vehículos, 145 robos a casa habitación y 75 robos a comercios.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Colima tiene el primer lugar nacional en la incidencia de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes.

La escalada de violencia en Colima inició el pasado 25 de enero, cuando un grupo de internos del Centro de Reinserción Social se enfrentaron entre ellos dejando un saldo nueve personas asesinadas y seis más lesionadas; destacó MILENIO.

Dos semanas después, el enfrentamiento se trasladó a las calles de Colima.

El pasado 7 de febrero se inició una batalla campal entre organizaciones delictivas que antes eran aliadas: el Cartel Jalisco Nueva Generación y un cartel independiente local, identificado como Los Mezcales.

Así lo confirmó días después la gobernadora Indira Vizcaíno Silva.

“En recientes fechas se han dado una serie de enfrentamientos entre, al menos, dos organizaciones criminales. Grupos que, según información de inteligencia, hasta hace poco eran aliados, y han comenzado una disputa interna”.

El 25 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó el estado “para apoyar, respaldar al gobierno de Colima y desde luego, garantizar la seguridad de la población por actos de violencia de la llamada delincuencia organizada”.

Producto de la operación para resguardar la entidad, hay más de 6 mil elementos de las fuerzas federales desplegadas en el territorio de 10 municipios; reportó MILENIO.

Imagen Portada: Araceli López | MILENIO