El Observatorio del Aire en Monterrey dio a conocer que en el manual «Cosechar lluvia» elaborado en 2020 por la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno de Ciudad de México, desglosa cómo instalar un sistema de captación pluvial en los hogares, ante la crisis que se vive por la falta del vital líquido.

Ahí se detalla cómo trabajar en contextos urbanos, donde la contaminación del aire es mayor, como sucede en el Área Metropolitana de Monterrey, donde se debe aprovechar las primeras lluvias  que caen.

«Se recalca la importancia de diseñar un método para separar las primeras lluvias que caen, ya sea por desviación o por acumulación».

«Para lograr una captación de calidad especialmente en contextos urbanos donde la contaminación del aire es mayor, como sucede en el Área Metropolitana de Monterrey», detalla el Observatorio del Aire.

La contaminación del aire es disuelta por la lluvia. Por ello, ésta suele contener concentraciones mucho más altas de contaminantes durante los primeros minutos de precipitación. 

En este sentido, se dio a conocer que entre mayor sea el volumen de agua que se separa de la primera lluvia, mejor será la calidad obtenida a razón de 50 por ciento por cada litro, ya que mejorará 50 por ciento la calidad, 2 litros mejorarán 75 por ciento, 3 litros mejorarán 87.25 por ciento y así sucesivamente.