En un operativo simultaneo, personal de la Guardia Nacional, logro el decomiso de seis pipas, cargadas con combustible presuntamente robadas de Pemex.

El despliegue policiaco se realizó en varios tramos carreteros de los municipios de Los Ramones, General Bravo y el municipio de Cadereyta.

Las autoridades se reservaron la identidad de los conductores, debido a que están bajo investigación, en una carpeta que inició la Fiscalía General de la República, para determinar si el robo fue realizado con bandas de huachicoleros.

El mayor aseguramiento se realizó en el kilómetro 070+300 de la carretera Reynosa-Monterrey, en el municipio Los Ramones.

En ese lugar, los guardias nacionales ubicaron dos tractocamiones que circulaban sin guardar la distancia de seguridad entre ellos, lo que infringía el Reglamento de Tránsito.

Por medio de señales audibles y visibles, pidieron a los conductores detener su marcha para aplicarles la infracción correspondiente.

Al solicitar la documentación se percataron que cada una de las unidades cargaba alrededor de 48 mil litros de hidrocarburo denominado nafta, sin la documentación que avalara su legal procedencia.

En tanto, en la autopista Reynosa-Monterrey, a la altura del kilómetro 41, municipio de Cadereyta, el personal de la GN aseguró dos tractocamiones cuyos choferes tampoco demostraron el origen legal del diésel que transportaban, dando un aproximado de 90 mil litros.

En otros eventos en el mismo municipio de Nuevo León, se aseguraron cerca de 48 mil litros de diésel, 43 mil litros de nafta, 55 mil litros de combustible y en la jurisdicción de General Bravo, se recuperaron 48 mil litros de hidrocarburo.