Al argumentar que les queda muy abajo, los empresarios del transporte calificaron de «pichicatería» el incremento a 15 pesos planteado por la Secretaría de Movilidad, y solicitaron una tarifa de emergencia.

En representación de la Asociación del Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León, Hernán Martínez Garza pidió agregarle más pesos al esquema tarifario.

Durante su participación en la sesión ordinaria de la Comisión de Tarifas del Instituto de Movilidad, resaltó que la situación actual es insostenible y ya se refleja en las paradas de camión, donde las filas de espera se tornan kilométricas ante la reducción de las frecuencias de paso y las unidades transitan abarrotadas.

 «Está la gente esperando, tirada, haciendo muchos sacrificio», expuso.

«Yo quisiera que se tomara en cuenta todo eso y nos dieran una tarifa de emergencia temporal».

«Lo que están proponiendo a mi se me hace, con todo respeto, estar pichicateando», puntualizó.

Explicó que en muchas rutas el asunto es de vida o muerte, pues suman casi ocho años sin ningún incremento, y sí muchos cargos.

Incluso, dijo, en breve se sumará a esto el incremento en los precios del petróleo que traerá consigo el conflicto entre Rusia y Ucrania. Sentido en el que pidió reconsiderar la propuesta a la alza.

«Nos quedamos muy abajo, con todo respeto lo digo, aún con los 15 pesos, con la tarifa de las rutas moradas, quedan muy abajo para el buen manejo de los negocios, las refacciones, mantenimiento, ni que hablar de equipo, de renovación de equipo».

«Yo les quiero pedir que reconsideren esa posición… tenemos 9 años de no tener un solo aumento, puros cargos, y si cárgale más y cárgale más. En un año con los aumentos que se vienen, estamos muertos», agregó.