La Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso Local aprobó por mayoría en primera vuelta la iniciativa de reforma que crea la nueva Constitución para el estado de Nuevo León y será presentada ante el pleno la próxima semana.

La diputada de Morena, Jessica Martínez Martínez, votó en abstención al considerar que solamente se agregaron 36 artículos de los cuales 20 fueron copiados de la Constitución de la Ciudad de México.

Durante el debate se reservó el artículo 104, en una fracción 13 la facultad del Congreso para aprobar o rechazar cuentas, lo que se había quitado en la propuesta del Gobernador, y la Auditoría Superior del Estado sólo rendirá un informe al Legislativo sobre las revisiones que realice.

También se hicieron ajustes para que la redacción fuera acorde a reformas recientes en materia de paridad y justicia cívica, entre otros puntos.

Proponen abrir un espacio para propuestas

El diputado Héctor García García propuso a los diputados abrir un espacio a partir de ahora hasta el primero de abril para que universidades, constitucionalistas, conferencistas, expertos en derecho y cualquier persona que quiera participar para la discusión de la segunda vuelta y hacer propuestas en reuniones y foros, para desahogarla en abril-mayo y en junio-julio las que vayan llegando.

De igual forma propuso abrir un micrositio en la página del Congreso a partir del primero de abril en donde se publicará la reforma actual y el comparativo de la Nueva Carta Magna para que pueda opinar al respecto.

Nueva Carta Magna

La nueva Carta Magna que constará de 223 artículos y cinco transitorios, entre otras cosas, incorpora el derecho a un medio ambiente sano que incluye aire limpio, derecho que deberán tener los ciudadanos.

Incluyen expresamente el derecho a una buena administración pública, a tiempo para la convivencia, el esparcimiento y el disfrute del ocio, así como a una duración razonable en sus jornadas de trabajo.

El Artículo 99 señala que titular del Poder Ejecutivo podrá solicitar al Congreso del Estado la tramitación preferente de un máximo de dos iniciativas de ley o decreto, en cuyo caso el procedimiento legislativo deberá agotarse en un plazo no mayor a noventa días hábiles.

Mantiene la figura de los Diputados de lista y elimina las condiciones para convocar a un periodo extraordinario de sesiones, ya que no plantea que deba pedirlo el Ejecutivo o que sea por un asunto urgente.

El proyecto mantiene el derecho a la vida desde la concepción, situación por la que se inconformó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos al recurrir a la controversia constitucional.

Establece la obligatoriedad de la educación superior, fomenta el trabajo a distancia e incluye los derechos digitales, prevé el uso equitativo del espacio virtual y un sistema íntegro del transporte público.

García García dijo que esperan que la reforma a la Constitución y las que deberán hacerse a las leyes secundarias derivadas de los ajustes en ésta, estén listas durante el año, pues se prevé que salgan en el periodo ordinario que inicia en septiembre.