Al tiempo de anunciar que el incendio forestal en Las Adjuntas, en la Sierra de Santiago fue controlado al 100 por ciento; el gobernador Samuel García Sepúlveda adelantó que interpondrán una querella penal contra quien lo causó.

El siniestro iniciado el pasado lunes se derivó de una quema que se salió de control, lo anterior pese a que las quemas están prohibidas por ley.

Acompañando del alcalde David de la Peña y Alfonso Martínez, Secretario de Medio Ambiente; el mandatario estatal supervisó la labores de combate y sobrevoló el área afectada que al cierre de la jornada sumó 215 hectáreas de pino adulto, hojarasca y pastizal. 

«Se va a presentar una querella penal por el delito contra el medio ambiente, además de las multas por el Decreto que prohíbe hacer fogatas en la sierra, va a haber consecuencias fuertes».

«Una negligencia acabó con 190 hectáreas de nuestra Sierra y puso en peligro a los elementos de Protección Civil estatal, de municipios, de la Sedena y de la Guardia Nacional y Conafor, además del patrimonio y de los ciudadanos», expuso.

A la par, informó que se echará mano a partir de ya del fondo de reforestación para zonas afectadas, incluido en el presupuesto estatal con partida de 16 millones de pesos.

Recordó que los ciudadanos pueden realizar aportaciones voluntarias para ello a través de su recibo de Agua y Drenaje.

La cuota irá a la conservación de las cuencas y áreas naturales».

«Agua y Drenaje tiene ya vigente una modalidad de aportaciones voluntarias, es nada más de dar un click para aportar 10 pesos voluntarios a un fondo de restauración, manejo y cuidado de la Sierra de Santiago, que de aquí sale toda el agua para Nuevo León».