El secretario de Seguridad argumentó que Adalina Dávalos contaba con una autorización judicial y una intervención de Derechos Humanos para la visita.

El secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, justificó la visita fuera de horario que realizó el día de ayer Adalina Dávalos Martínez a su esposo, el ex gobernador Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, en el penal de Apodaca 2, al argumentar que la ex primera dama contaba con autorización judicial y una intervención de Derechos Humanos; informó MILENIO.

Sin embargo, el funcionario estatal adelantó que en las posteriores visitas que llegue a hacer la ex primera dama, ahora sí deberá cumplir y respetar los protocolos que realizan los familiares de todos los internos.

“Sí, la visita esta (de Adalina Dávalos Martínez, esposa de El Bronco) se dio fuera del horario tradicional, debo de señalar que hay una intervención de Derechos Humanos y hay una autorización judicial, por eso se hizo la excepción.

“Ya se acordó que, de aquí en delante, con todas las autoridades, pues que deben de seguirse los protocolos, es un caso excepcional debido a estas dos intervenciones”, dijo.

Cabe recordar que fue el día de ayer poco antes de las 16:00 horas cuando Adalina Dávalos Martínez llegó a bordo de una camioneta Suburban color gris acompañada por varios escoltas y en su ingreso al penal solo se bajó en la caseta de vigilancia para una revisión general; señaló MILENIO.

De igual forma, a su salida a las 17:45 horas la esposa del ex gobernador salió del penal bajando de la camioneta para una revisión general y posteriormente la abordó para irse del lugar sin dar declaraciones ni atención a la prensa.

Dávalos Martínez cuenta con un amparo para evitar cualquier detención y orden de presentación a comparecer ante cualquier juzgado.

Imagen Portada: Leonel Rocha | MILENIO