A seis días de su inicio, el incendio forestal en el área de Potrero Redondo en la Sierra de Santiago, fue catalogado ayer como el más grande que se registra actualmente en el país.

Al último corte, el siniestro suma más de mil 300 hectáreas afectadas, muy superior al que se presentó en semanas anteriores en Las Adjuntas.

El control hasta el momento presenta un avance del 45 por ciento.

Laura Velázquez, coordinadora Nacional de Protección Civil, indicó que el saldo es blanco. Sin embargo, preocupa su magnitud, por lo que se trabaja a marchas forzadas con 379 brigadistas y ocho helicópteros.

La prioridad es evitar afectaciones al patrimonio de los habitantes de comunidades cercanas.

«El ataque aéreo para controlar el combate al incendio forestal en Santiago se fortaleció con el arribo de dos helicópteros», informó Protección Civil Nuevo León.

«Está situación ayudó a realizar descargas de agua en zonas estratégicas para frenar avance del incidente».

«Al cierre de la jornada, se tiene un 45 por ciento de control, con una afectación de mil 300 hectáreas», agregaron.

Al respecto, la funcionaria federal refrendó el apoyo de la Federación para combatir el siniestro: «Vamos a seguir trabajando, se suman a estás tareas un importante número de helicópteros y combatientes».

«Todos juntos estamos combatiendo este incendio forestal, donde lo más importante es la gente, que no haya afectación», expuso.

Es de destacar que un segundo evento tiene lugar en Gómez Farías, en Tamaulipas, con una afectación de 720 hectáreas.

Asimismo, con 400 hectáreas, se combate uno más en Tonalá, Chiapas.

Incendio

Derivado de una fogata que se salió de control, el incendio forestal inició el pasado jueves en el ejido La Camotera.

Este martes se trabajó con cuatro aeronaves Mi17 en la zona que va hacia La Camotera, y dos helicópteros UH1H realizaron descargas de agua en la zona de Lagunillas.

En este sector, las brigadas realizan brechas corta fuegos para establecer líneas de contención.

Incrementaría niveles de ozono

El incendio que se registra en la Sierra de Santiago podría incrementar los niveles de ozono que se respiran en el área metropolitana de Monterrey.

El Observatorio Ciudadano del Aire en Monterrey advirtió que se recomendaba tomar precauciones, debido a que los gases y partículas que se liberan contribuyen a la formación de ozono troposférico.