Para evitar casos de hostigamiento y acoso sexual, el Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey reestructurará su programa de Vagón Rosa.

A través de mesas de trabajo se buscará también integrar la multimodalidad y el acceso universal a su servicio de transporte.

Abraham Vargas Molina, director de Metrorrey, junto a Ximena Peredo, secretaria de Cultura, sostuvieron encuentros con las ciudadanas interesadas en colaborar en el tema de combate al acoso y con quienes plantearon inquietudes en movilidad no motorizada y accesibilidad universal.

La participación de las usuarias y usuarios del Metro, es parte fundamental de la estrategia para este primer ejercicio, y por ello la intención de este encuentro era escuchar voces ciudadanas.

«No quisimos adelantar propuestas, ya que nos interesa consultar con ustedes, para realmente proponerles algo que atienda sus necesidades», expuso.

Es de destacar que la metodología de trabajo fue diseñada e implementada por la Secretaría de Participación Ciudadana, con la finalidad de que usuarias y usuarios pertenecientes a distintos colectivos, en colaboración con diversas autoridades, lograran definir problemáticas que las usuarias y usuarios enfrentan en el sistema Metro.

Al respecto, Peredo detalló que las reuniones derivaron de audiencias solicitadas directamente por ciudadanos y ciudadanas.

«Es la primera experiencia que sigue adelante este formato, es la primera mesa de trabajo producto de una audiencia».

Durante la primera mesa de trabajo se examinó el protocolo de atención a mujeres víctimas de acoso y agresión, así como la operación del programa Vagón Rosa.