Artistas de varias disciplinas como artes plásticas, literatura, teatro, danza y fotografía, se reunieron el pasado sábado 2 de abril en el espacio Semillero, de la Purísima, con el objetivo de discutir sobre los cambios perpetrados en la Casa de la Cultura de Nuevo León. Según informaron distintos medios, la vocación del espacio cultural se ha modificado para implementar un modelo dedicado exclusivamente a la literatura.

El pasado miércoles 30 de marzo en una junta ordinaria del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, el director de la Casa de la Cultura, Pedro de Isla, dio a conocer un proyecto de trabajo que pretende convertir a todo el recinto en Casa de la Literatura. Explicando el por qué es relevante que se le dé un enfoque literario al espacio, De Isla confirmó que ya no existirán las salas de exhibiciones del primer piso que desde la fundación del lugar han sido protagonistas de los contenidos culturales y artísticos emergentes y de trayectoria.

Los cambios marcados por el director se dieron sin consultar con la comunidad artística, por lo que la reunión se suscitó de forma urgente. Durante la jornada, se buscaron establecer medidas de acción para que la vocación de la Casa de la Cultura siga abarcando todas las artes y públicos, con contenidos de divulgación para cada disciplina y no una sola, como pretende establecer De Isla; señalaron los asistentes.

Entre las propuestas generadas por los asistentes a la reunión, se planteó la gestión ante las autoridades para que la parada “Estación del Golfo” cambie su nombre a “Casa de la Cultura”. Otra fue un levantamiento de firmas para respaldar la inconformidad al respecto de la desaparición de salas de exhibición. También se pedirá una audiencia pública para que tanto como la presidenta de Conarte, Verónica González Casas, como el director Pedro de Isla, asistan rendir cuentas de sus decisiones, y muestren documentos y estudios que han mencionado (pero no mostrado a la comunidad) para tomar dichas decisiones que ya entraron en vigor desde hace algunas semanas sin haber sido votadas en el pleno del Consejo.

Se contempla que la próxima junta del Consejo sea el miércoles 27 de abril y se llevará a cabo la votación para aprobar el plan de trabajo que ya De Isla, arrancó sin consulta.