Por Obed Campos

“Prohibido hacer bromas con tema Gober, no vayan a acabar jugando al dominó con Jaime.” // Advertencia en la red

A los mayores tiranos siempre les gustó tener fama de libertadores, (y es solo) cuestión de revisar la historia, escribe un buen amigo quien, a propósito de los memes en los que se caracteriza a Samuel García Sepúlveda, el gobernador de Nuevo León, como Kim Jong-un o como Maximiliano, advierte que el tipo de gente como nuestro joven mandatario “no busca la unidad, sino la totalidad, lo que significa el aplastamiento de las diferencias…”

Saco esto a colación porque es vox pópuli en el estado y de acuerdo al periódico Excélsior, en una nota de Aracely Garza, corresponsal de ese medio en Nuevo León, “quien le falte al respeto a Samuel puede alcanzar hasta 36 horas de cárcel”, de acuerdo a la nueva Constitución del Estado confeccionada y promovida por el imberbe mandatario.

“En la nueva Constitución de Nuevo León, impulsada por el gobernador Samuel García, se establece arresto hasta de 36 horas a los que desobedezcan sus órdenes o le falten al respeto”, reza la nota, que mucho nos recuerda las sociedades totalitarias que tanto daño y dolor han causado en la historia.

Pero, como siempre, tiene que haber un pelo en la sopa y, en este caso, tras el encuentro en algún muro de Whatsapp, el funcionario wannabe Mauricio Zavala, tuvo que limpiarle los zapatos a su ¿jefe el gobernador?

“La autoridad administrativa puede imponer multas, sería el colmo que el Gobernador, Jefe de la Administración Pública, no pueda imponer multas en caso de faltas administrativas, farsas y corrientadas…” defendió el también empresario y eterno aspirante a la alcaldía de Santiago, Mauricio Zavala.

Yo como creído, de que Zavala es empleado de gobierno, y por lo tanto “trabaja”, anoté: “Como son horas de trabajo asumo además que tus expuestos son ‘oficiales’… o sea es la posición del gobierno de Nuevo León porque las estás haciendo en horas de chamba… sería bueno que nos aclararas”.

Y, como en alguna profunda canción ranchera, lo único que se escuchó de regreso, fue un intenso silencio.

Sin embargo, alcancé a advertirle: “Hitler se suicidó hace muchos años… y aquí en México tenemos esto, que seguramente los doctorados chupirules de tu jefe no le han servido de nada para conocerlos: Se llama Artículo 6º (constitucional).- La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será ejercido en los términos dispuestos por la ley… Se llama Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos…”

Y eso sí, aunque yo no conozco a Mauricio Sada, quien también participa en ese foro y este hizo de lado las dos constituciones, la federal y la estatal, me gustó su planteamiento:

“Si el gobernador va empezar a meter a la cárcel a farsantes y corrientes sería bueno que empiece con la construcción de no uno sino diez penales nuevos porque dependiendo del criterio que use, en el nuevo Nuevo León hay entre un chorro y un chingamadral de esos. Especialmente si el criterio que va a utilizar el gobernador se acerca aunque sea remotamente al que evidencias tú con tus comentarios respecto a columnas de opinión publicadas en medios de comunicación”.

Y Mauricio siguió en silencio… Todo por defender una caricatura.

@obedc
obedcampos@gmail.com