El accidente ocurrió porque ante la alta temperatura la maestra decidió prender los abanicos, pero por el mal estado de los aparatos uno se cayó.

Mientras tomaba sus clases, una alumna de la escuela primaria “Plan de Ayala” de la colonia Aquiles Serdán, en San Nicolás, resultó con una herida de cinco centímetros en la cabeza al caerle un abanico de techo; otras dos resultaron con golpes leves; informó MILENIO.

El accidente ocurrió a las 9:00 horas en el salón de quinto grado del plantel ubicado en la calle Halcón, cuando por la alta temperatura la maestra decidió prender los abanicos, pero ante el mal estado de los aparatos uno cayó encima de las tres estudiantes.

Padres de familia denunciaron que el inmueble, que tiene más de 40 años de existencia, nunca ha recibido mantenimiento adecuado, razón por la que tienen clausurados cuatro salones que representan mayor riesgo.

A pesar de las advertencias de las malas condiciones del resto del edificio, la Secretaría de Educación los obligó a regresar a clases presenciales sin brindarles atención para la rehabilitación del plantel.

Aunado a esto, los padres de familia relataron que desde agosto del año pasado no tienen agua potable debido a que les dañaron el medidor y Agua y Drenaje no ha atendido la situación, por lo que se vieron en la necesidad de conectarse directo de la tubería; indicó MILENIO.