La situación de la lluvia para Nuevo León será tan escasa para el mes de mayo que la entidad tendrá de 30 a 35 por ciento de precipitaciones menos que el promedio histórico.

Juan Ignacio Barragán Villarreal, director de Agua y Drenaje, dijo que las lluvias que se presentaron en el mes de abril fueron derivadas de los bombardeos, pero aun así no fueron suficientes para las presas en la entidad.

«Para el mes de mayo las expectativas son poco optimistas, el Servicio Meteorológico nos habla que debemos de tener alrededor de 30 a 35 por ciento menos que el promedio histórico, la realidad es que entre marzo abril y mayo, la precipitación no nos ha ayudado a la recarga de los acuíferos y de las presas.

«En el mes de febrero habíamos tenido un 102 por ciento de precipitación con respecto a la media histórica, eso nos generó una expectativa optimista en relación a las lluvias que tendríamos en los próximos meses, la realidad fue otra, en marzo tuvimos cero precipitaciones, nunca se había presentado una situación así», relató.

El funcionario estatal aseveró que esperan que la situación mejore por lo menos en el mes de junio, pero volverá a empeorar en julio.

«La sequía se ha agravado, pero para el mes de junio la cuenca de San Fernando y San Juan estamos esperando lluvias 5 por ciento por debajo del promedio, mejoraría evidentemente puede haber una variación, una depresión tropical que no estaba esperada, ojalá y llegara» dijo.

«Para el mes de julio la situación nuevamente se presentará una situación complicada, nuestra expectativa ahorita es el mes de junio, pero no podemos esperarnos y tenemos que aplicar algunas estrategias para garantizar el agua para todo el estado», indicó.

Ante la situación de escasez de lluvias en Nuevo León, dijo que era difícil a tal grado de estar ya en una problemática urgente.

«Necesitamos que presente una situación extraordinaria de lluvia que tengamos 150 milímetros repartidos en varios días seguido para que pueda impactar a las presas, salvo una situación de este tipo, que seguramente la vamos a tener, pero hasta el mes de septiembre», mencionó.

Aunque dijo que seguirán con el programa de bombardeo de nubes, Barragán Villarreal manifestó que lo han suspendido por la falta de nubes y se prevé que no habrá por lo menos en los próximos 10 días.

«Ya la situación es insostenible para algunos sectores del estado, entramos en una problemática urgente», puntualizó.