El doctor Mario Alberto Castillo dijo que en promedio 8 de cada 10 niños que padecen hepatitis tienen prueba positiva a este virus.

De acuerdo con el doctor Mario Alberto Castillo Treviño, 8 de cada 10 casos de hepatitis aguda, tienen prueba positiva para adenovirus, en especial del tipo 41; señaló MILENIO.

En entrevista para Telediario Radio con Luis Carlos Ortiz, el especialista agregó que con la información actual que existe, el 90 por ciento de los casos son leves, pero el 10 por ciento restante de los pacientes podría presentar hepatitis grave.

Los primeros reportes de esta hepatitis, dijo, son de Europa y de Estados Unidos.

“El 5 de abril de este año se lanzaron reportes que decían ‘saben qué, tenemos niños que tienen vómito, diarrea y se están poniendo amarillos’, esos son datos de hepatitis.

“Pero, y porqué la importancia de esto, están saliendo negativos a los virus que causan las hepatitis A, B, C y D, que ya conocíamos, que hay vacuna y tratamiento”, comentó.

Por ello, destacó, esta hepatitis que se está presentando en los niños desde un mes hasta 16 años al no estar saliendo las pruebas positivas a las hepatitis conocidas es que se usa el término de origen no determinado o a determinar; informó MILENIO.

“Se están haciendo pruebas a los niños tanto en materia fecal y de sangre, y determinaron que el virus que más predomina en estas pruebas es adenovirus, casi 8 de 10 pacientes tienen prueba positiva para adenovirus.

“Se está viendo que el adenovirus tipo 41 es el que se está relacionando más y como causante de esta hepatitis”, indicó.

Este virus, insistió, es respiratorio y no ocasionaba hepatitis, por lo que existen muchas teorías al respecto, por lo que, reconoció, hay más cosas que no se saben que las que sí.

Sin embargo, ubicó a la pandemia provocada por la covid-19 como un factor posible, ya fuera por los avances en las pruebas o por el regreso a la “normalidad” a las calles de golpe.

“Se cree que pudiera ser por lo de la pandemia covid, también se está creyendo que los niños al estar en contingencia por el covid y que luego salen a las calles, hay una respuesta del propio cuerpo del niño muy severa a las agresiones de los virus que no había estado en contacto; destacó MILENIO.

“Aún no se sabe de forma certera, hay más cosas que no sabemos que las que sí sabemos”, mencionó.

Lavarse las manos, lavar las verduras y las frutas en agua potable, dijo, son parte fundamental en la prevención.

¿Qué sabemos ahorita? Señaló el especialista:

“Que es una hepatitis, que es de un mes a los 16 años de edad, que los niños no tienen fiebre, que están con vómitos, que están con diarrea, que están con malestar general, que se ponen amarillos, que hacen la popó blanca y la orina oscura”.