Dentro de las acciones para garantizar la cobertura, Agua y Drenaje de Monterrey comenzó con los trabajos de exploración de 20 pozos profundos que entrarán en operaciones a partir del próximo mes de diciembre.

Juan Ignacio Barragán, director de la paraestatal, recordó que el Plan Maestro presentado por el gobernador Samuel García Sepúlveda incluye triplicar los seis pozos contemplados en un principio.

Una vez conectados, aportarán a la red de distribución 2 mil litros por segundo.

Al momento se realizan ya los estudios geofísicos: «Tenemos un equipo interno de Agua y Drenaje, gente de la Facultad de Ciencias de la Tierra y geólogos adicionales que están haciendo todos los estudios», dijo.

«Un pozo profundo es muy costoso, su construcción puede oscilar entre los 18 y los 30 millones de pesos. Por eso hay que tener la mayor precisión posible para su exploración», resaltó.

Destacó que ya se concluyó los estudios en los primeros seis, y el resto están en exploración. Su profundidad es desde los 700 a lo 2 mil metros.

«Son volúmenes grandes. Un pozo profundo nos puede dar cerca de 300 litros por segundo, es decir, un solo pozo puede dar más agua que todos pozos someros de la Macroplaza», indicó.

«La mayoría de los pozos profundos dan alrededor de 100 o 150 litros, por lo que se tiene que ubicar en acueductos importantes que tengan capacidad suficiente», añadió.

Respecto a los pozos someros, refirió que ya se han incorporado 34, con 975 litros por segundo adicionales.

Esto son parte de los proyectos a corto y largo plazo para atender la crisis hídrica y garantizar la cobertura de agua potable.