Para llevar agua a las presas, Nuevo León repetirá por hoy y el resto de la semana el bombardeo de nubes.

A través de sus historias de Instagram, el gobernador Samuel García Sepúlveda informó que desde tempranas horas se realiza la inyección de yoduro de plata a la nubosidad presente.

Un 85 por ciento de humedad presente en el ambiente y 65 por ciento de probabilidad de precipitaciones, son requisitos para bombardear.

«A bombardear se ha dicho», compartió.

«Es el momento justo para aprovechar y potenciar la lluvia que nos está llegando».

«Estamos muy contentos de tener al alcance la tecnología de este avión y estimular la lluvia para la región», puntualizó.

La intervención del avión King Air pude duplicar entre un 45 a 60 por ciento las lluvias estimadas.