El comportamiento de los precios estuvo influido por una reducción en los precios de la electricidad.

En la primera quincena de mayo de 2022, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) disminuyó 0.06 por ciento respecto a la quincena anterior; con este resultado, la inflación general anual se ubicó en 7.58 por ciento, el nivel más bajo de las últimas cuatro quincenas, de acuerdo con la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); publicó MILENIO.

Los productos que tuvieron mayor incidencia en la disminución quincenal del INPC al registrar una reducción de precios fueron: electricidad, limón, cebolla, chile serrano, refrigeradores, computadoras, lavadoras de ropa, estufas, hoteles y papaya.

No obstante, registraron mayores aumentos de precios el jitomate; aguacate; servicios en loncherías, fondas, torterías y taquerías; transporte aéreo; huevo; naranja; pollo; restaurantes y similares; chayote; y la leche pasteurizada y fresca.

Inflación subyacente

Al interior del INPC, el índice de precios subyacente (excluye precios de bienes y servicios más volátiles, como agropecuarios y energéticos) registró un aumento quincenal de 0.31 por ciento y anual de 7.24 por ciento. Si bien esta tasa anual es ligeramente más baja que la de la quincena anterior , cuando fue de 7.27 por ciento, suman 35 quincenas con aumentos quincenales consecutivos.

Al interior del índice subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías subieron 0.35 por ciento y los de los servicios 0.25 por ciento.