México está de fiesta, Red Bull también y todo esto es gracias a Sergio Pérez, piloto mexicano de la escudería austriaca que ganó el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1.

El piloto mexicano concretó un carrerón en la siempre difícil pista de Mónaco y logró ganar una carrera en la que largaba tercero y gracias a la estrategia pudo ponerse como líder en la mayoría del GP, todo esto para aguantar por más de 35 minutos a un Carlos Sainz que fue segundo y Max Verstappen acabó tercero.

Carrerón de Sergio Pérez, piloto de Guadalajara que demostró el porque es uno de los mejores pilotos de Fórmula 1 y con ello ahora se mete en la lucha por el Mundial de F1 tras sumar 110 unidades, estando cerca de Charles Leclerc y Max Verstappen, sublíder y líder del certamen.

El Gran Premio de Mónaco se retrasó por más de una hora por las condiciones de lluvia y largó tercero en el GP antes citado, todo esto para aprovechar el tema de la estrategia para parar primero en la carrera y adelantar en pista a Sainz y Leclerc, pilotos de la escudería de Ferrari que gracias a su equipo no lograron consumar uno de ellos dos el triunfo.

Pérez, quien paró primero que los hombres de Ferrari, adelantó al entonces líder Charles Leclerc producto de la estrategia y logró liderar el Gran Premio en la mayoría de las vueltas para soportar la presión de un Carlos Sainz que le peleó la victoria de principio a fin.

Tras un choque de los dos pilotos de Haas, la carrera se paró por unos minutos y se relanzó a las 10:15 horas del domingo, todo esto para soportar por más de 35 minutos a un Sainz que no logró adelantar al mexicano en ningún momento.
Pérez tuvo en menos de un segundo a Carlos Sainz por más de media hora en la carrera, pero logró aguantar esta ventaja para ganar el Gran Premio de Fórmula 1.

Con este resultado, Sergio Pérez logra su tercer triunfo en la Fórmula 1 y su primero en este 2022, logrando acercarse a Charles y Max Verstappen, sublíder y líder en el certamen.

Checo ha ganado en Barhein, Baku y Mónaco en 2020, 2021 y 2022, todo esto para ganar un Gran Premio del Principado que por ritmo y estrategia mereció llevárselo como así fue.