La Comisión Estatal de Derechos Humanos reveló este jueves que recibieron mil 500 reclamos de migrantes venezolanos por robo, maltrato y discriminación, que fueron canalizados a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); informa MILENIO.

Tras acudir a la Central de Autobuses de Monterrey, donde están varados los migrantes, Susana Méndez Arellano, presidenta de la CEDHNL, informó también que envió una queja a la CNDH en la que se exponen las posibles violaciones a derechos humanos en este caso que involucra al menos a unas 1500 personas de origen extranjero que se encuentran en Nuevo León.

“Refieren que se les negaba la venta de los boletos, lo que es un acto discriminatorio, y señalaron que en algunos casos se le subió el precio, lo que es un acto violatorio, y cuando llegaron a Saltillo y los regresaron y no querían devolverles el dinero, emitimos un exhorto a la Profeco para que interviniera en actos de violación de derechos a tratarse con igualdad.

“Le pedimos a Migración acudiera a aclarar los alcances de esta forma que les dieron, de este permiso que en estricto sentido no tendría que tener restricciones para transitar, y recabamos una queja con más de mil 500 personas porque durante el trayecto les quitaron dinero la Guardia Nacional y otras autoridades, y ya se envió a primera hora a la CEDH”, dijo.

Méndez Arellano acudió por segundo día consecutivo a la Central de Autobuses de Monterrey, donde se encuentran cientos de personas migrantes desde hace algunos días, en espera de poder continuar su trayecto, indicó MILENIO.

En esta ocasión la titular de la comisión encabezó las gestiones con el personal directivo de la terminal de autobuses para que se les sea permitido el uso de los sanitarios de manera gratuita a las personas en esta situación, y que cuentan con la Forma Migratoria Múltiple, emitida por el Instituto Nacional de Migración.

Este jueves también acudió el delegado de la Profeco en Nuevo León, Aarón González Vázquez, para dar seguimiento a las quejas por las irregularidades en el uso de los pasajes de autobús que no fueron respetados.

Por su parte, el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor informó que se les reembolsará el dinero a quienes ya no quieran viajar y compraron boleto.

Otra opción es que para quienes adquirieron boleto sigue abierto o está en stand by mientras la situación se arregle.

Y un tercer escenario es quien ya hizo uso del boleto se le dará el 50 por ciento de reembolso al comprar otro destino distinto a Acuña o Piedras Negras.

Imagen portada: Raúl Palacios | MILENIO