Por Obed Campos

Nuevo León vive, en medio de las tragedias, panoramas surrealistas dignos de un cuadro de Salvador Dalí, si fuera posible pintarlo, como la fiesta de este fin de semana pasado en el municipio de General Terán, que lo único que demuestran es que aunque cambió el partido en el poder, las cosas siguen igual o peor, porque a nuestros políticos les gana la frivolidad.

Primero he de explicarle a usted que General Terán, Nuevo León, es un pequeño municipio de la Región Citrícola, al que por decenios los políticos de todos los partidos le han echado el ojo.

Cuenta la leyenda que la primer carretera pavimentada en México fue la que conduce de la estación del tren en Montemorelos, al centro de General Terán, para comodidad de presidente Plutarco Elías Calles, quien se hizo en ese municipio de unas tierritas y unos arbolitos de naranja y gustaba de visitarlo tras acudir a su cita con el curandero conocido como El Niño Fidencio en Espinazo, Nuevo León.

Muchos años después, David Sánchez Quintanilla a quien se conoce como “El Primer Cuñado del Estado”, ocupa el cargo de Presidente Municipal de General Terán, por el Partido Movimiento Ciudadano y sí, adivinó usted, el mote es porque está casado con una hermana del gobernador Samuel García Sepúlveda, alias “Mattel”.

Pero no vaya usted a creer que Samuel le regaló la alcaldía, porque David se la ganó a pulso…

Pues en medio de la peor crisis hidráulica de que se tenga memoria en la entidad, Sánchez Quintanilla no se pudo esperar y con el pretexto de celebrar el Día del Padre reunió este fin de semana a la plana mayor y uno que otro lambiscón.

Mientras tanto, su cuñado el gobernador suda la gota gorda descubriendo ahora sí que el agua caliente… lo de caliente, porque es robada.

Pero volviendo a la pachanga, no hubo fijón de ninguna especie y se sirvieron lo mismo que cabrito como frijoles a la charra, kilos y kilos de carne asada, y harta cerveza, aunque no se supo de bien a bien que quería celebrar el alcalde porque mientras él tiraba la casa por la ventana, por ejemplo los niños de Ligas Pequeñas no tienen material para entrenar, como guantes, pelotas, o bates, y tienen que andar pidiendo limosna con el clásico boteo, cuando les toca jugar en municipios circunvecinos…

Anote usted, eso sí, que en el evento multitudinario celebrado en el Parque del Sabino Gordo, los músicos hacían fila para su turno de actuación y se repartieron premios en efectivo… Eso sí, no se tocó el tema de los cortes de agua, que, al cabo en esa zona no falta el vital líquido.

Y ultimadamente David para eso tiene a su cuñado Samuel, para que se encargue de la chamba pesada…

@obedc
obed@scriptamty.com