Para combatir el uso irracional del agua en el área metropolitana de Monterrey, el gobierno de Nuevo León, a través de las distintas secretarías, vigilará, verificará e inspeccionará el uso correcto del vital líquido en la entidad; informó MILENIO.

Mediante un acuerdo publicado en el Periodico Oficial, la administración estatal anunció que será la Secretaría General de Gobierno la encargada de organizar a las distintas dependencias estatales.

“Que de manera coordinada, colaboren y lleven a cabo labores de vigilancia, verificación, e inspección sobre el uso permitido del agua potable.

“Formulando las actas conducentes y obteniendo las evidencias necesarias para, en su caso, aplicar las sanciones administrativas que resulten aplicables para la Comisión de Infracciones previstas por la Ley de Agua Potable y Saneamiento”, señala el documento.

También establece que las sanciones por el uso indebido del agua serán de 3 mil a 15 mil Unidades de Medida y Actualización (UMAS).

“Todo dispendio, uso innecesario, desperdicio voluntario o involuntario de agua potable será sancionado de manera estricta, con una multa de 3 mil a 15 mil UMAS”, establece.

Imagen portada: Roberto Alanís | MILENIO