Tras sufrir días sin el suministro, el agua regresó ayer a la mayoría de las colonias de Monterrey y su área metropolitana, afectadas por la megafuga en el Acueducto El Cuchillo.

En rueda de prensa Nuevo León Informa, Juan Ignacio Barragán, director de Agua y Drenaje de Monterrey, dio a conocer que el ducto ya funcionaba en su totalidad, y durante el día se restablecerá el servicio en los sectores faltantes.

Es de destacar que el lunes solo la mitad de la población contó con el vital líquido en sus hogares.

«Afortunadamente el día de hoy (martes) el número de colonias sin agua está mañana se redujo al 10 por ciento, y esperamos que en el transcurso del día se normalice.

«El día de hoy debemos de terminar con esta problemática, con esta situación», externó.

Resaltó que lo que se registró este fin de semana en la Presa El Cuchillo fue la fuga más grande que ha sufrido Agua y Drenaje en su historia.

Usualmente, detalló, las fugas son de entre 50 o 60 litros por segundo, y esta ascendió a los 700 litros. Escenario que obligó a cortar el suministro por 24 horas.

A las 6:00 horas, dijo, los tanques registraban niveles relativamente buenos, y restableciéndose el servicio en la zona de Guadalupe. Sin embargo, el problema se concentró en el área de Topo Chico, San Nicolás, Escobedo y García para las 9:00 horas.

«Tenemos agua prácticamente en la mayor parte de la ciudad, con excepciones de la zona crítica.

«El volumen es bajo, la presión baja, y se tiene apagada la Presa La Boca en espera de las lluvias de hoy», señaló.

Barragán Villarreal destacó que se trabaja en conjunto con la Comisión Federal de Electricidad para buscar que está situación no se repita.

Reconoció que todavía el día de ayer había un poco de escurrimiento, pues se reactivó el ducto a un 90 por ciento de control de la fuga, pero al momento ya se está atendiendo.

«Queremos llevar a lo mínimo humanamente posible las fallas eléctricas».

Durante su visita, agregó, el gobernador Samuel García Sepúlveda tomó nota de lo necesario para atender la infraestructura que está envejeciendo.

Por otro lado, en torno a la problemática que se vive en la zona sur, señaló que además del bajo nivel de las presas La Boca y Cerro Prieto, los acuíferos del sector se han disminuido a niveles históricos.

A manera de ejemplo, reveló que el manantial de La Estanzuela, emblemático por ser el primero que se incorporó a la red de Agua y Drenaje, pasó de aportar 80 o 90 litros por segundo, a solo cuatro.

Prevén que lluvias en las próximas horas contribuyan a los mantos acuíferos.